La Ruda

Código Postal 5214

Noticias de Cordoba

En clave electoral: CFK exige medidas urgentes, apunta a ordenar al FdT desde arriba y, por ahora, a retener la provincia

En clave electoral, CFK le exige medidas al Gobierno y busca ordenar al FdT desde arriba

El hombro derecho desnudo dejaba al descubierto dos dibujos: una bandera argentina con un CFK en la franja blanca central y un pingüino nestorista. “Siempre que vengo a los actos me pongo esta remera así, dejando libre el hombro, para que se me vean los tatuajes”, decía la señora de unos sesenta, el tono orgulloso. “Y hoy más que nunca hay que mostrarlos”, remató con una sonrisa, mientras caminaba hacia el ingreso del Estadio Único Diego Armando Maradona. 

La postal de fidelidad kirchnerista fue una de las innumerables que hubo entre las sesenta mil personas que el jueves colmaron La Plata. El furor militante le pidió explícitamente desde las tribunas a Cristina Kirchner que sea candidata a presidenta en 2023. Pero la vice terminó bajando al campo político un mensaje menos entusiasta y más realista en el intento de sacar a flote el barco del Frente de Todos para que llegue competitivo a las elecciones. 

Es que más que lanzarse –“hubiera sido al vacío”, consideró un dirigente, que igual la quiere como candidata–, la primera intervención masiva de la CFK pareció marcar un rumbo. Una especie de faro para iluminar un futuro posible en el oscuro presente de la coalición, marcado por la crisis económica. Dejó en claro que es la accionista mayoritaria, y que hará revalidar sus créditos ante el resto de los socios. Sobre todo, ante quienes admiten su centralidad en el universo frentetodista, pero que orbitan más lejos. No salió a la cancha para convencer a los propios, sino a los ajenos.

CFK y su círculo cercano quedaron conformes por la convocatoria, y a partir de ahora –calendario en mano– estiman entrar en “modo vacaciones” hasta febrero. “Fue el mejor acto que podíamos producir en las condiciones actuales en las que estamos”, apuntó un vocero. Organizado al detalle por La Cámpora, incluso se eligió que hable de noche para que haya “cierta mística”, como aquel acto en Arsenal al lanzarse como candidata a senadora por Unidad Ciudadana. 

Mundial y fiestas de fin de año de por medio, Cristina dejará que en los próximos dos meses decante la “bajada” que expuso en La Plata. A priori, espera que haya una reacción rápida desde el Ejecutivo sobre los dos pilares que instaló en su discurso: la seguridad y la inflación. Un llamado de atención a Aníbal Fernández –que en menos de 24 horas salió a cruzarla– y otro para Sergio Massa –que justo estaba “celebrando” sus cien días en Economía–. Por elevación, volvió a insistirle al presidente Alberto Fernández que use la lapicera, aunque fue mucho más decorosa que en anteriores presentaciones. 

“Esperamos que las medidas que reclamó se implementen en el corto plazo”, señaló una fuente de trato cotidiano con la vice. La necesidad real de la población, y la necesidad electoral, justificarían las medidas. Táctica y estrategia.

Cristina supo a quiénes criticar: ninguno de los aludidos estuvo entre los dos mil invitados especiales. Massa y el Presidente faltaron al acto porque estaban regresando de su gira por Indonesia. Tampoco se lo vio al ministro Fernández, aunque sí a otros funcionarios nacionales albertistas. “No es jurisdicción nuestra, lo que hacemos es colaborar. Los gendarmes están en el Conurbano. Lo que se dice a veces se dice sin conocerse”, salió a contestarle temprano a la vice el ministro de Seguridad, otrora su jefe de Gabinete. 

A su vez, desde las usinas del massismo se tomaron el trabajo de difundir anteayer un paper del Consejo de las Américas sobre la gestión económica en los últimos tres meses. Las líneas que resaltaron en negrita son por demás elocuentes: “Es difícil imaginar que aceptaría el desafío de conducir la economía argentina si no estuviera pensando al menos en la presidencia”, expresa el texto original en inglés, que remata: “Cualquier camino viable hacia la presidencia depende de dos factores. La primera es Cristina Fernández de Kirchner, quien aún conserva el poder de bloquear o facilitar cualquier nominación. La segunda es la inflación”. Al menos en ese último punto, hay coincidencias entre la vice y el ministro, quizás la diferencia está en el cómo bajarla. “¿Hacen suyas algunas de las afirmaciones del texto?”, preguntó elDiarioAR en el círculo de Massa. El silencio fue elocuente.

El pedido de que la Gendarmería vuelva al conurbano y de que los salarios le ganen a la inflación fue el plato principal del asado post-acto que CFK encabezó con los intendentes y dirigentes clave del conurbano en la residencia de Axel Kicillof. “Se repasó la agenda de su discurso”, comentó un comensal que compartió la cena. En las tres horas que duró el after, el comentario más sonado fue “la ausencia” de la fuerza federal en el cordón más populoso de la provincia, el bastión electoral clave para ganar cualquier elección.

Al hablar de seguridad e inflación, la vice habilitó a que las líneas discursivas del kirchnerismo ahora vayan por ahí. “La seguridad siempre fue un tabú para nosotros. Con su discurso lo derribó”, comentó un operador. El pedido de CFK en el asado fue “ponerse la camiseta del oficialismo” y salir a patear el territorio. Si no, no habrá 2023 para nadie. 

El listado de invitados –desde Fernando Espinoza, cacique de La Matanza, pasando por la camporista Mayra Mendoza, de Quilmes, hasta el ministro albertista Gabriel Katopodis, de San Martín– revela otra jugada que comenzó a desplegar la vice tras su acto masivo: la decisión de ordenar el espacio oficialista desde arriba, aunque debajo la interna continúe, y hacer foco en el conurbano.

Antes de cualquier nueva aventura nacional, CFK y Máximo tienen como prioridad número uno retener la provincia en 2023, con Kicillof a la cabeza, según pudo reconstruir elDiarioAR. Es quizás el único consenso oficialista, desierto el mapa de precandidatos presidenciales y poblada de internas los distritos.

Un caso es justamente del distrito matancero. En la cena también participó la intendenta de Moreno, Mariel Fernández, dirigente de Movimiento Evita de Emilio Pérsico, que busca que su pareja, la diputada bonaerense Patricia Cubría, destrone a Espinoza. La agrupación no movilizó militantes ni llevó banderas a La Plata, pero sí estuvo presente otro “delegado”: el diputado Leo Grosso, amigo de Máximo Kichner. 

“Marcó un rumbo, habló más para afuera”, fue el saldo que dejó el acto en el Evita, que tiene el dilema de admitir la centralidad de CFK en el dispositivo oficialista y ampliar sus redes, por su propia ambición de poder. Sus popes tienen diálogo fluido con Massa “para trabajar juntos” y hasta con el radical outsider Facundo Manes. Aquella crítica de la vice a los planes aún se siente en la organización: tampoco estuvo en La Plata Fernando “Chino” Navarro, que ni siquiera siguió en vivo el discurso.

“Nos llevó la tranquilidad de tener una conducción muy clara, luego de que estuvimos al borde del precipicio”, planteó un intendente de los convencidos, que estuvo en el acto pero se diferenció de los jefes distritales del conurbano: entró caminando al estadio y cenó en una YPF. Para él, “ya se acabó el tiempo de la interna: ahora hay que ganar las elecciones”. 

Ese tiempo comenzaría recién en 2023, porque según el círculo de la vice no habrá actos hasta el año próximo. Una incógnita es qué hará para la emblemática fecha del 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, y ante la posible visita de Lula da Silva –como le prometió al Presidente– previo a asumir en Brasil el 1 de enero. De reojo habrá que seguir el derrotero mundialista de la Selección, porque la final en Qatar es el 18 de diciembre, la semana antes de Navidad. Un operador camporista ya marcó su fecha en el calendario: “En febrero empieza nuestra batalla”.

MC

Un informe de Massa estima el "precio de la guerra" y es el fundamento para pedir que el FMI flexibilice las metas del 2023

Un informe de Massa estima el

El número final es U$S 4.949 millones. Ese fue, para Argentina, el precio de la guerra: es decir, los costos extra que tuvo que pagar en energía, fertilizantes y fletes a raíz del aumento de los precios internacionales producto del conflicto bélico que desató la invasión de Rusia a Ucrania. El dato figura en un informe que el miércoles, en Bali, el ministro de Economía, Sergio Massa le entregó en mano a Kristalina Georgieva, la titular del FMI.

El texto, en inglés, aporta elementos que estarán en la mesa cuando staff del organismo y el equipo económico discutan sobre cómo continúa el acuerdo en el 2023. El argumento de Massa, que escoltó a Alberto Fernández en un encuentro de casi una hora con la jefa del Fondo, es que ese desembolso extra de dólares en el otoño-invierno del 2022 debería ser contemplado cuando se defina la "prospectiva" del año próximo. Más simple: que el FMI flexibilice las metas de ajuste fiscal y monetaria y acumulación de reservas en el año próximo, electoral, al considerar que en el 2022 hubo un fenómeno exógeno de alto impacto que implicó erogaciones no previstas de casi U$S 5.000 millones.

Según confiaron fuentes de la comitiva oficial a elDiarioAR, en la conversación en el hotel Meliá de Bali, Indonesia, Georgieva anticipó que el FMI está dispuesto a analizar el planteo argentino. Aparecen, sin embargo, dos objeciones. Una general: que la guerra afectó a todo el mundo, por lo que no podría tratarse de una consideración exclusiva para la Argentina. "Sí, pero no todos los países tienen un acuerdo con el FMI", dicen en el Gobierno. Otro puntual: en un análisis propio, el Fondo estima otro monto: calcula U$S 3.400 millones de costo, en vez de los U$S 5.000 millones del "paper" argentino.

Esa cuenta, citada por funcionarios argentinos, da un número menor porque observa que el Gobierno no instrumentó, como se había comprometido, una segmentación de tarifas que hubiese permitido una reducción del consumo de energía y, por derivación, de gasto en energía durante el otoño/invierno del 2022. Ese fue uno de los debates más duros dentro del oficialismo entre el ex ministro de Economía Martín Guzmán y el ex subsecretario de Energía Eléctrica Federico Basualdo, que respondía a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El informe que Massa le entregó a Georgieva fue elaborado por la mesa chica de Economía que comparten Marco Lavagna, Leonardo Madcur, Lisandro Cleri y Flavia Royón. El planteo surge luego de una actividad que el ministro compartió con Georgieva y el titular del Banco Mundial (BM), David Malpass, en los que se habló del "costo de la guerra para Europa". De ahí surgió el planteo argentino que tuvo, como andarivel político, la postura de Fernández sobre el daño económico en el hemisferio sur.

El "paper" del equipo del ministro elabora la siguiente cuenta para concluir los costos económicos para la Argentina de la invasión de Rusia, país exportador de hidrocarburos y granos, a Ucrania, otra potencia agrícola: "La guerra en Ucrania provocó cambios importantes en el escenario económico mundial, lo que generó un impacto negativo de 4.940 millones dólares en la balanza comercial atribuido a un shock de base amplia en los precios internacionales del sector agropecuario (la soja subió 9,4%, el trigo 33,7% y el maíz 17,8%) y en los precios de los combustibles (el gas boliviano se encareció 114%, el natural licuado, GNL, que viene en barco desde Estados Unidos o Qatar, 233% y el gasoil 85%). El valor de las importaciones de combustible aumentó a US$ 5.756 millones, desde US$ 1.999 millones proyectados a precios de antes de la guerra, lo que resultó en un aumento neto de 3.757 millones. En relación al complejo agroexportador, las exportaciones netas fueron US$ 617 millones superiores a las proyectadas antes de la guerra". Sin embargo, hay un matiz: "El costo de envío de exportación sufrió un aumento de US$ 1.800 millones con respecto a las estimaciones anteriores a la guerra". Por eso, "el impacto final del aumento de los precios internacionales por el conflicto en Ucrania se estimó en US$ 4.940 millones".

En otro capítulo se evalúa el impacto fiscal. "El shock en el precio de los combustibles generó un aumento en los subsidios energéticos transferidos por el Gobierno Nacional durante 2022". Según estimaciones, se espera que las transferencias de subsidios asciendan a 1,7 billones de pesos este año. Así, el aumento de los precios de las materias primas a causa del conflicto se traducirá en un aumento de los subsidios por 587.934 millones de pesos. El costo extra sería menor si la Argentina hubiera eliminado antes las subvenciones a los que más tienen y hubiera reducido antes las ayudas a la clase media.

Massa admite un impacto beneficioso inicial de la guerra librada desde febrero en las exportaciones agrícolas, por el mayor precio de los productos básicos, pero advierte de que a partir de julio Rusia y Ucrania pactaron que se permita la salida de granos ucranianos, con lo que las cotizaciones bajaron. "Tras el estallido de la guerra, se produjo un shock generalizado de precios que incrementó los valores de venta de granos hasta mayo de 2022: soja: 9,4%, trigo: 33,7% y maíz: 17,8%. Sin embargo, en los meses siguientes se produjo una reversión de los precios como consecuencia de las medidas de los países para mitigar el efecto de la guerra, con un nuevo repunte en agosto de 2022".

"Los aumentos en el precio del gas natural (un insumo clave para los fertilizantes nitrogenados) y de los combustibles líquidos (principalmente el diésel) tienen un impacto directo en el precio de la mayoría de los bienes agrícolas", alerta el trabajo. "Asimismo, un factor determinante en este aumento es el incremento de la relación insumo-producto de la producción agrícola: a pesar del alza en los precios de los granos, la cantidad de grano necesaria para comprar una tonelada de fertilizante aumentó, manteniéndose en niveles superiores a los observados antes de el conflicto." Ni que lo hubiera escrito un productor agrícola en contra de que le cobren menos impuestos.

En cuanto a los precios de fertilizantes, "se estima que Argentina importa el 70% de los necesarios para su producción agrícola". "Suponiendo importaciones para 2022 iguales a las del período 2020-2021, y manteniendo los precios actuales durante el primer semestre de 2022, las importaciones de fertilizantes ascenderían a US$ 4.400 millones para todo 2022. Esto representa un incremento del 93% con respecto a las importaciones en 2021, que ascendieron a USD 2.285 millones (considerando que 2021 fue un año récord en consumo de fertilizantes)."

Por último, los valores de los fletes también se encarecieron. "Como resultado de la salida de la pandemia y la guerra en Ucrania, el costo del flete marítimo ha aumentado para el período 2021-2022. Estas tarifas de flete más altas se pueden atribuir a los cuellos de botella posteriores a la pandemia. La Bolsa de Cereales de Rosario estima un incremento en los costos de las exportaciones totales de cultivos cercano al 62% respecto a la campaña 2020-2021, lo que representa un incremento de US$ 1.850 millones. En cuanto a las importaciones, la misma fuente estima un costo adicional de US$ 1.217 millones para las importaciones en 2022."

PI-AR.

Cuadernos: buscan identificar al “segundo escribiente” y realizar una pericia lingüística de los textos de Centeno

Cuadernos: buscan identificar al “segundo escribiente” y realizar una pericia lingüística de los textos de Centeno

Mientras el juicio oral y público por la causa de los cuadernos avanza a paso lento, sin fecha de inicio, en un expediente paralelo que comenzó a crecer en los tribunales de Comodoro Py, el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi intenta determinar si los cuadernos escritos por el chofer Oscar Centeno fueron adulterados y por quién. 

Hasta ahora, los cuadernos nunca habían sido peritados, a pesar de los insistentes pedidos de algunas de las defensas. Martínez de Giorgi ordenó una pericia caligráfica a la Policía Federal Argentina (PFA) a pedido de uno de los empresarios imputados, Armando Losón, del Grupo Albanesi, quien declaró como arrepentido en la causa original pero sostuvo que sus pagos ilegales al entonces funcionario Roberto Baratta fueron aportes ilegales de campaña y no fueron sobornos. Baratta niega haber recibido dinero de los empresarios.

La pericia oficial se realizó sobre las fotografías digitalizadas de tres de los ochos cuadernos, que son en los que se menciona a Losón: los cuadernos 4, 7 y 8. Los expertos de la Policía Federal ratificaron que los cuadernos fueron escritos por el chofer Centeno pero detectaron ciertas alteraciones en el texto original realizadas “por otro escribiente” en los cuadernos 7 y 8, de acuerdo al informe pericial al que accedió elDiarioAR.

Estas modificaciones sobre los originales consisten en tachaduras, reescrituras y correcciones con líquido blanco (liquid paper). Por ejemplo, a pedido del abogado de Losón, se determinó que el nombre de pila del empresario había sido agregado por posterioridad sobre otro nombre (“Marcelo”), sobre el que se reescribió “Armando”. Sólo se estudiaron las menciones a Losón y a la dirección de su compañía en estos tres cuadernos.

Tras analizar los resultados de la pericia caligráfica, el siguiente paso en el expediente es intentar determinar quién sería este “otro escribiente”, que habría corregido o alterado menciones a Losón en los cuadernos 7 y 8. 

El juez busca información sobre dos personas de las personas que admitieron haber estado en contacto con los cuadernos antes de que éstos llegaran a la Justicia: la ex esposa de Centeno, Hilda Horovitz; y su amigo Jorge Bacigalupo, el hombre que entregó una caja con los ocho cuadernos originales a La Nación en 2018. Ninguno de los dos ha reconocido haber alterado los escritos del ex chofer de Baratta y fueron testigos en la causa de Bonadio.

Para comparar los cuadernos analizados con la letra de Centeno, los peritos de la Federal se basaron en una carta redactada de puño y letra por el ex chofer de Baratta y presentada al juez Bonadio en 2018, que quedó archivada en su legajo como arrepentido en la causa madre de los cuadernos. 

Para comparar las escrituras de Horovitz y Bacigalupo, Martínez de Giorgi rastrea en el Registro Nacional de las Personas (Renaper) las fichas que el Estado solicitaba décadas atrás a las personas para completar sus datos personales para la confección del Documento Nacional de Identidad (DNI). Estas fichas se completaban a mano por parte del solicitante del documento y se firmaban de puño y letra, lo que puede aportar “rasgos de escritura” de las personas. Con esas muestras, el juez buscará que los peritos de la Federal logren determinar si alguno de ellos es el “segundo escribiente” que dejó su escritura en los cuadernos 7 y 8.

Ni Centeno ni sus dos allegados han sido citados en la causa ni están formalmente imputados en el expediente.

Además, la querella, es decir, el abogado de Losón, presentó ante el juzgado una nueva pericia privada -ya había presentado su propia pericia caligráfica que motorizó la realización de la oficial-, esta vez, realizada por expertos en lingüística. Martínez de Giorgi busca que peritos oficial, posiblemente de la Universidad de Buenos Aires (UBA) realicen el mismo tipo de estudio: una pericia lingüística sobre los cuadernos 4, 7 y 8 para analizar las expresiones escritas en los textos e intentar determinar si los tres cuadernos fueron escritos con la misma lingüística. 

La querella sostiene que los primeros cuadernos -el 4, por ejemplo- fue escrito de una forma más rudimentaria con respecto a los cuadernos posteriores, como el 7 y el 8.

¿Qué pasará si los peritos oficiales determinan que ni Horovitz ni Bacigalupo son el “segundo escribiente”? 

En sí misma, la causa iniciada por Losón tiene vuelo corto para los fines penales. Una fuente directa de la investigación dijo a elDiarioAR que si los peritos oficiales no logran identificar al “segundo escribiente”, el expediente terminará archivado, ante la imposibilidad de identificar a los supuestos adulteradores de los cuadernos.

Losón busca que la acusación en su contra por el caso cuadernos sea neutralizada por las pericias oficiales. El expediente contra el empresario por los pagos ilegales a Baratta durante los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner -otra de las imputadas- aún no ha sido elevado a juicio debido a los planteos de la defensa.

Pero, además, los resultados de estas pericias oficiales podrían impactar de lleno en el caso de los cuadernos y otorgar a las defensas de otros empresarios una nueva carta para disputar el veredicto. La defensa de Baratta, a cargo de Alejandro Rúa, ya solicitó al Tribunal Oral Federal número 7 que antes de iniciar el juicio de los cuadernos, ordene pericias caligráficas a los seis cuadernos originales en papel que el tribunal guarda bajo siete llaves. 

Aún así, el escenario es incierto para todos. La fiscal Fabiana León, quien encabeza la acusación contra la vicepresidenta y decenas de empresarios y exfuncionarios, tiene las múltiples cartas de las declaraciones de los arrepentidos, quienes admitieron los pagos ilegales a Baratta. 

Mientras tanto, Carlos Stornelli aguarda un fallo de la Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones porteña: el fiscal de los cuadernos planteó al juez Julián Ercolini -quien subroga el juzgado de Bonadio- que le plantee al juez Martínez de Giorgi que debe inhibirse de la causa iniciada por la denuncia de Losón y enviarla al juzgado de la causa original de los cuadernos, donde Stornelli interviene como fiscal. Ercolini rechazó el planteó de Stornelli y el fiscal apeló a la Cámara Federal. El fallo podría salir antes de finales de año, afirmó una fuente directa del tribunal de apelaciones.

ED

Cristina enfrenta otro fin de año cargado de decisiones judiciales que impactarán en el clima electoral

Cristina enfrenta otro fin de año cargado de decisiones judiciales que impactarán en el clima electoral

Condenada o absuelta, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner marcará a fondo la agenda judicial de diciembre y de los meses subsiguientes, mientras se abre el camino hacia las próximas elecciones presidenciales. El Tribunal Oral Federal número 2 comunicará el veredicto del caso Vialidad los primeros días de diciembre, de acuerdo con estimaciones de las partes que intervienen en el juicio oral y público por presunta asociación ilícita y defraudación a la Administración pública consultadas por elDiarioAR.

Antes y después del veredicto en el único juicio en su contra, otras causas centrales para Fernández de Kirchner tendrán movimientos y definiciones: Comodoro Py debe decidir si se realizarán o no los juicios por dos casos en los que la vicepresidenta y el resto de los imputados fueron sobreseídos de forma anticipada y los debates oral y públicos se anularon. Se trata de los casos Hotesur-Los Sauces y Memorándum con Irán.

Un cuarto caso que va camino al juicio oral y público, la causa de los cuadernos de la presunta corrupción en la obra pública, avanza pero lentamente, y la posibilidad del inicio de las audiencias parece lejano. Aún así, cuadernos se reinstalará en la agenda judicial cuando los ecos de una pericia oficial rebote en el futuro del debate.

Ya no como imputada o sobreseída, sino como querellante, Fernández de Kirchner espera decisiones clave en el expediente en el que se investiga el homicidio agravado en tentativa por el atentado contra la vida. 

Por lo pronto, sus abogados tendrán audiencias este martes, miércoles, jueves y viernes por los cuatro casos mencionados. Este es un resumen de los acontecimientos judiciales que tendrán a la vicepresidenta como protagonista en las próximas semanas, según pudo corroborar elDiarioAR de fuentes judiciales, de los abogados intervinientes, el Ministerio Público y documentos de los expedientes.

En la previa al veredicto de Vialidad, la expresidenta espera un fallo de la Cámara Federal porteña en la causa por el intento de matarla, ocurrido el 1° de septiembre último. El camarista Leopoldo Bruglia se encuentra analizando la recusación a la jueza María Eugenia Capuchetti, presentada por los abogados de Fernández de Kirchner en el expediente del atentado fallido, y deberá también definir sobre medidas de prueba solicitadas por la querella. Ambas decisiones marcarán el pulso de la investigación.

Bruglia, integrante de la Sala I de la Cámara de apelaciones, tiene como una de sus prioridades de agenda definir si la jueza Capuchetti seguirá o no a cargo de la causa del atentado. La jueza ya presentó un informe de 43 páginas rechazando su apartamiento del expediente y a partir de este miércoles, cuando se realice una audiencia con la querella, Bruglia estará en condiciones de definir el incidente (al ser una recusación, interviene sólo un juez del tribunal de apelaciones), explicaron dos fuentes con acceso directo al caso.

La querella pidió que la magistrada sea apartada por presunta negligencia y temor de parcialidad, en el primer punto por el reseteo del teléfono del principal acusado, Fernando Sabag Montiel; y en segundo, por considerar que la jueza no profundizó algunas pistas importantes para que la querella, que podrían profundizar sobre más responsables en la planificación del atentado. 

Una de esas pistas en conflicto es la que apunta a Milman y por negarse a secuestrar los teléfonos celulares de las dos asesoras que acompañaba al diputado el 30 de agosto en la confitería Casablanca cuando, de acuerdo con un reciente testigo, Milman habría dicho: "Cuando la maten yo voy a estar camino a la costa". La Sala I de la Cámara Federal también deberá definir sobre el secuestro de los teléfonos de ambas mujeres, ya que la querella apeló la negativa de la magistrada, aunque con conocimiento de que tiene pocas chances de ganar (las cuestiones relacionadas a medidas de prueba no son apelables por reglamento).

La jueza afirmó en el informe ante la Cámara revisora que investigó todas las hipótesis, “incluso aquellas sostenidas por la parte querellante que luego fueran desestimadas en mérito al resultado de las diligencias proyectadas y dirigidas a determinar su eventual corroboración”, de acuerdo con el escrito. También sostuvo que los planteos de la querella sobre supuestas irregularidades al inicio de la investigación se plantearon recién dos meses después, lo que ni siquiera es admisible en el Código Procesal Penal.

Bruglia no tiene plazo para tomar una decisión: si confirmar o apartar a la jueza de la causa, pero en la Cámara estima que será pronto. 

Esta semana, además, se celebrarán las últimas audiencias de dos casos centrales para la vicepresidenta en otra instancia: la Cámara Federal de Casación -máximo tribunal penal del país-, que tiene pendiente resolver si Fernández de Kirchner debe o no afrontar los juicios oral y públicos por Hotesur-Los Sauces y Memorándum con Irán. 

En ambos expedientes, la expresidenta y el resto de los imputados fueron sobreseídos de manera anticipada por “inexistencia de delito” y ambos expedientes están siendo revisados por los mismos jueces de Casación, integrantes de la Sala I: Diego Barroetaveña, Daniel Petrone y Ana María Figueroa.

El expediente en el que se acusa a la expresidenta y otros exfuncionarios y aliados del kirchnerismo por el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA en 1994 a través de un pacto con el gobierno iraní tendrá su segunda audiencia este jueves 24 para terminar de escuchar a las partes a favor y en contra del cierre de la causa previo al juicio oral y público que debía desarrollarse este año en el Tribunal Oral Federal número 8. Tras la audiencia, los jueces estarán en condiciones de decidir el futuro de la causa, que ha despertado críticas incluso de juristas ajenos al kirchnerismo.

Este caso se sostiene por el impulso de la querella, integrada por los padres de dos víctimas del atentado de la mutual judía, ya que el fiscal Javier De Luca entendió, al igual que los jueces del tribunal oral, que la firma del memorándum no implicó un delito.

En el caso Hotesur-Los Sauces, el Tribunal Oral Federal número 5 debía juzgar a Fernández de Kirchner, a sus hijos Máximo y Florencia y otros acusados, pero dictó los sobreseimientos anticipados de todos en noviembre de 2021. 

Tras el planteo del fiscal Diego Velazco, el caso llegó a Casación. La segunda audiencia para revisar si el juicio debe realizarse será el martes. El fiscal Mario Villar ya expuso a principios de noviembre y se opuso al cierre de la causa: solicitó a los jueces que ordenen realizar el juicio oral y público por el caso de presunto lavado de dinero a través de los hoteles y propiedades inmuebles de la familia Kirchner.

Los jueces Barroetaveña, Petrone y Figueroa ya intervinieron en un caso de este tipo: en abril de 2021, sobreseyeron a la vicepresidenta y al resto de los imputados del caso Dólar Futuro, antes del inicio del juicio, por inexistencia de delito. 

Este caso -también criticado por juristas no alineados al kirchnerismo y aún pendiente de revisión en la Corte Suprema- es un precedente clave para las causas Memorándum y Hotesur-Los Sauces, pero tanto en Comodoro Py como entre las defensas, saben que el talón de Aquiles de Fernández de Kirchner es su relación comercial con Lázaro Báez, el empresario proveedor de obra pública que comparte banquillo de acusados en el juicio por Vialidad y ya fue condenado a 12 años de prisión por lavado de activos agravado provenientes de la corrupción.

El juicio que lleva adelante el Tribunal Oral Federal número 2 por la supuesta adjudicación irregular de 51 obras viales al empresario Báez, y en el que la vicepresidente enfrenta un pedido de pena de 12 años por parte de la fiscalía, ingresó en su etapa final, previa al veredicto: las palabras finales de los imputados. Los jueces fijaron audiencias para escuchar a los acusados que quieran dirigirse por última vez a los magistrados antes de escuchar el fallo final.

Las primeras dos audiencias de esta etapa serán el próximo viernes 25 para escuchar a Lázaro Báez, Mauricio Collareda, Raúl Daruich, Julio De Vido y Abel Fatala; y el martes 29, para Fernández de Kirchner, Héctor Garro, Carlos Santiago Kirchner y José López. 

Ese día, el tribunal debería fijar fecha para una tercera audiencia, con el objetivo de escuchar a los últimos cuatro acusados y comunicar el veredicto, que se espera para los primeros días o primera quincena de diciembre. Todos los imputados se han declarado inocentes.

Ya sea absuelta o condenada por ambos delitos o sólo por uno de ellos -asociación ilícita y defraudación a la Administración pública-, Fernández de Kirchner podrá recurrir el fallo a la Casación. También podrán hacerlo los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola, en caso de una absolución total o parcial. Esto significa que Vialidad no terminará en diciembre, aunque el veredicto será la principal noticia que logre opacar el Mundial de Fútbol.

El juicio oral y público por el caso de los cuadernos de la supuesta corrupción en la obra pública también ingresó en una etapa clave para el futuro del caso pero muy lejos del juicio de Vialidad. 

En la causa, serán juzgados decenas de los empresarios otrora más poderosos del país, exfuncionarios y la vicepresidenta por presunto cohecho o pago de sobornos registrados en los cuadernos del exchofer Oscar Centeno, quien trabajaba para el funcionarios Roberto Baratta, del ministerio de Planificación. 

Fernández de Kirchner está acusada de haber liderado una asociación ilícita que recaudaba dinero de empresarios contratistas del Estado (obra pública, transporte, energía).

El Tribunal Oral Federal número 7 se encuentra en condiciones de analizar qué pruebas solicitadas por la fiscalía de juicio y los abogados defensores realizará antes del debate oral y público por la causa madre -hay otros expedientes satélites que vienen más atrasados-. 

Esto significa que el caso ya comenzó a moverse en el tribunal. Pero el proceso viene lento. La fiscal Fabiana León solicitó que se suspenda la vista hasta que se termine de digitalizar el expediente de los cuadernos para poder acceder a la totalidad de la causa. Como consecuencia, todo podría demorarse más, pero dependerá de los jueces del tribunal.

El tribunal tiene, además, los originales en papel de seis de los ocho cuadernos de Centeno, y varias defensas han vuelto a solicitar que se realicen pericias caligráficas de los escritos para determinar cuándo se escribieron, ya que algunos abogados sostienen que no habrían sido escritos como un diario, a lo largo de los años, sino que formarían parte de una operación contra el kirchnerismo durante el gobierno de Mauricio Macri.

Los nunca fueron peritados en la causa. Los jueces deberán decidir si ordenan la pericia caligráfica. Ahora tienen un antecedente que algunas de las defensas no dejarían pasar: en los tribunales de Comodoro Py, el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi ordenó una pericia caligráfica a la Policía Federal Argentina (PFA) a pedido de uno de los empresarios imputados, Armando Losón, del Grupo Albanesi.

La pericia oficial se realizó sobre las fotografías digitalizadas de tres de los ochos cuadernos, que son en los que se menciona a Losón: los cuadernos 4, 7 y 8. Los expertos de la Policía Federal ratificaron que los cuadernos fueron escritos por el chofer Centeno pero detectaron ciertas alteraciones en el texto original realizadas “por otro escribiente” en los cuadernos 7 y 8, de acuerdo al informe pericial al que accedió elDiarioAR.

ED

En un mundial de desarrollo humano y sostenible, Argentina quedaría afuera en primera rueda y Suiza sería campeón

En un mundial de desarrollo humano y sostenible, Argentina quedaría afuera en primera rueda y Suiza sería campeón

Muchas veces, algunos argentinos piensan que vivimos en el peor país del mundo y que sólo podemos ser los mejores pateando la pelota. Esto último igualmente ha pasado muy de vez en cuando. En la Copa del Mundo de fútbol masculino que comienza hoy en Qatar, la Argentina tiene la oportunidad de ser la primera entre las más de 200 naciones que hay en el mundo, como lo fue hace 36 años. Si, en cambio, el Mundial no se definiera por goles sino por el Índice de Desarrollo Humano de la ONU, la Argentina se quedaría afuera en primera rueda, pero no sería la peor, sino la 20° sobre los 32 participantes, de mitad de tabla para abajo, algo así como la selección de Marcelo Bielsa en 2002. No somos Suiza, que se consagraría campeón, como es previsible para el imaginario popular de país supuestamente perfecto. Si se adopta una veintena de conceptos que definen el desarrollo sostenible para el Banco Mundial, incluidos la inflación, el desempleo y el medio ambiente, la Argentina también terminaría tercera en su grupo y la que daría la vuelta olímpica también sería Suiza.

Veamos. El índice de Desarrollo Humano comenzó a elaborarse en 1990 y se basa en cuatro datos: esperanza de vida, cantidad de años de educación esperada (es la suma de las tasas de matrícula específica por edad para la primaria, la secundaria y el terciario), número efectivo de años de educación recibida por la población e ingreso nacional bruto (una medida similar al PBI) per cápita y ajustada por poder de compra, pues no se adquiere lo mismo con un dólar en un país que en otro. A partir de este índice, las clasificaciones de los grupos quedarían en el siguiente orden, de primero a cuarto:

En este Mundial del desarrollo humano, en octavos de final Países Bajos le ganaría a Estados Unidos; Dinamarca a Polonia; Alemania a Canadá; Suiza a Portugal; Reino Unido a Qatar; Australia a Arabia Saudita; Bélgica a Japón y Corea del Sur a Serbia, que incluso está peor que la Argentina en este indicador de la ONU pero clasificaría en la primera ronda por el menor desempeño de sus rivales. En cuartos de finales, Dinamarca dejaría afuera a Países Bajos; Suiza a Alemania; Australia a Reino Unido y Bélgica a Corea. En unas semifinales con tres europeos y un oceánico, lo que sería una rareza en el fútbol, los suizos eliminarían a los dinamarqueses y los australianos a los belgas. En una final que muy difícilmente se daría en el verdadero Qatar 2022, Suiza se consagraría frente a Australia porque su gente tiene 84 años de expectativa de vida, 16,5 de educación, 13,9 años de escolarización efectiva y un ingreso per cápita ajustado al poder de compra de 66.933 dólares.

Pero si tomamos en cuenta los conceptos por lo que el Banco Mundial perfila en su página web a los países del mundo, que incluye los sociales, económicos, ambientales e institucionales, se podría organizar otro Mundial, el que podríamos llamar como de desarrollo sostenible. Aquí, elDiarioAR seleccionó 19 de esos criterios para comparar naciones de acuerdo con los últimos datos disponibles por el banco, que van desde 2015 a 2021, depende del caso: pobreza medida como porcentaje de la población con menos de 2,15 dólares por día según poder de compra; esperanza de vida; migración neta (número de total de inmigrantes recibidos menos los emigrantes que se fueron en los últimos cinco años), Índice de Capital Humano (calcula las contribuciones de la educación y la salud a la productividad del trabajador); el PBI; el PBI per cápita nominal, es decir, en dólares sin ajustar por poder de compra; crecimiento económico de 2021; desempleo promedio del año pasado; inflación 2021, emisiones de dióxido de carbono por habitante; bosques como porcentaje del territorio; acceso a la electricidad; extracciones anuales de agua dulce en relación al total de los recursos internos; generación eléctrica con energías renovables, incluida la hidroelectricidad; población con cloacas; tasa de homicidios, habitantes con Internet y porcentaje de bancas del Poder Legislativo ocupadas por mujeres. A partir de la suma de estos criterios, los grupos quedarían así:

En octavos de final, Países Bajos elimina a Estados Unidos, Dinamarca a Polonia, Reino Unido a Qatar, Francia a Arabia, Alemania a Canadá, Suiza a Portugal, Japón a Bélgica y Corea del Sur a Brasil. En cuartos, Dinamarca le gana a Países Bajos, Suiza a Alemania, Reino Unido a Francia y Japón a Corea del Sur. En unas semifinales con tres europeos y uno de Asia, continente que en fútbol sólo llegó una vez a esta instancia, en Corea-Japón 2002, en desarrollo sostenible los suizos dejarían afuera otra vez a los dinamarqueses y los británicos a los japoneses. En la final, Suiza vencería a Reino Unido, que por este año sufre un desequilibro de las cuentas públicas y una mayor inflación que obligaron al gobierno conservador a subir impuestos y salarios y congelar la tarifa de la luz.

Pero más allá de jugar con los países, veamos cuáles lideran en cada uno de los 19 criterios evaluados y qué posición ocupa la Argentina, sobre los 32 participantes:

AR