Villa Vaudagna

Código Postal 2435

Noticias de Cordoba

Desocupación por goteo: despidos en empresas de Tucumán, Catamarca, Santa Cruz y Tierra del Fuego

Desocupación por goteo: despidos en empresas de Tucumán, Catamarca, Santa Cruz y Tierra del Fuego

En las últimas semanas han comenzado a percibirse las primeras señales de retracción en distintos niveles de la actividad económica del país y sus consecuencias, como ceses de contratos de empleados, suspensiones y despidos, en el peor de los casos. De punta a punta del país, el fantasma de la desocupación dejó de serlo para convertirse en una realidad. En Tucumán, Catamarca, Santa Cruz y Tierra del Fuego se produjeron desafectaciones de trabajadores que van desde la industria textil hasta la fabricación de electrodomésticos, pasando por el calzado y obras públicas. Desempleo que se alimenta por goteo y sobre el que las políticas oficiales hacen omisión.

A 98 kilómetros hacia el sur de San Miguel de Tucumán se encuentra la ciudad de Aguilares, cuyo nombre se hizo conocido en las últimas semanas porque allí viven los diputados nacionales peronistas Agustín Fernández y Elia Fernández, dos miembros del bloque Independencia, junto a su comprovinciana Gladys Medina, que apadrina el gobernador Osvaldo Jaldo y que se constituyó en medio del fragor del debate por la ley ómnibus. Los tres se escindieron del bloque Unión por la Patria (UxP) y apoyaron en general la iniciativa de la Casa Rosada.

En este municipio se encuentra la fábrica de calzado e indumentaria deportiva Topper, exAlpargatas, que se radicó hace 52 años por impulso de la dictadura militar que encabezó Juan Carlos Onganía para paliar la devastación que se produjo en Tucumán por el cierre de once ingenios azucareros, que supuso la migración interna de 200.000 tucumanos hacia Buenos Aires, sobre todo. Con amplios beneficios impositivos, igual a cero, Alpargatas montó su fábrica. Con el devenir del zigzagueante rumbo de la economía argentina, la firma tuvo altibajos, hasta que en 2018 fue adquirida por el empresario brasileño Carlos Wizard Martins. Desde el año siguiente, la exAlpargatas dejó de lado el rubro textil para mutar a una producción 100% de Topper. 

Entre 2015 y 2019, la exempresa textil atravesó una grave crisis por la caída de las ventas. Los 1.200 empleados que tenía se redujeron a 500 cuando la adquirió el empresario de Brasil. "El desempleo afectó a Aguilares, Santa Ana y Juan Bautista Alberdi, entre otras ciudades. Fue penoso ver a compañeros de años a los que, de un día para otro, no los dejaron entrar nunca más a la planta", recuerda Antonio, exdelegado gremial de su sección, en diálogo con elDiarioAR. Paradójicamente, por estar exceptuada del aislamiento durante la pandemia –al ser una fábrica– la ahora Topper se recuperó, incorporó máquinas y sumó empleados, hasta llegar a los casi 1.100, de la mano del incremento de las ventas en el mercado interno argentino. Según un vocero de la firma, hubo una inversión de 500 millones de dólares. Y de acuerdo a la Cámara de la Industria del Calzado (CIC), Topper es la marca número uno en calzado deportivo por venta en volumen de unidades y cerró 2023 con 33 millones de pares comercializados.

Entre diciembre y enero aparecieron las señales de alarma. El comercio del calzado se desplomó y cayó entre un 35% y 40%, señaló Horacio Moschetto, presidente de la CIC. Casi de inmediato repercutió en la planta tucumana porque entre la noche de este martes 27 y el día siguiente, 85 empleados jóvenes –tanto hombres, como mujeres– fueron notificados del cese de sus contratos de un año debido a la crisis del sector. Antes, el CEO de la firma se reunió con los dirigentes del gremio, a quienes les comunicó que se adoptaba la decisión como último recurso. "Fue dolorosa la medida porque aun estando prevista en los contratos, se esperaba que la planta siga creciendo y esos chicos pasen a la planta permanente, como lo establece la ley. Pero llegó este Gobierno nacional y se cayeron las ventas", sostuvo a elDiarioAR Jorge Fugaracho, delegado de la Unión Trabajadores de la Industria del Calzado de la República Argentina (UTICRA). 

Este martes, el grupo Acindar anunció que paralizará sus plantas en todo el país entre el entre el 18 de marzo y el 15 de abril. Aunque la empresa aclaró que no habrá despidos, la decisión muestra el impacto de la recesión en una de las mayores productoras de acero. En un comunicado, ArcelorMittal Acindar , el mayor productor de acero del mundo y dueño de Acindar, informó que "a raíz de la caída sostenida de la demanda en el mercado interno, la que ha impactado en una abrupta reducción de entre el 35 y el 40 % de las ventas en los últimos meses, la compañía se ve obligada a reajustar los niveles de producción conforme a los nuevos niveles de actividad”.

El parate afectará a las plantas de Villa Constitución (Santa Fe), que es la principal, San Nicolás (Buenos Aires), La Tablada (Rosario) y Villa Mercedes (San Luis). 

Facundo Velasco, director de Relaciones Institucionales del grupo industrial, explicó la situación en declaraciones a Radio 2 de Rosario: “Sabíamos que venía un año difícil, pero la caída es muy superior a la que proyectamos. En los 20 años que tengo trabajando en la empresa nunca se registró derrumbe semejante”.

En el arranque de febrero, la seccional catamarqueña de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), denunció que la empresa de fabricación de electrodomésticos Heladeras Libson Catamarca, exNeba, despidió a cerca de 35 empleados, entre cese anticipados de contratos y personal de planta permanente, con los que acordó el pago de indemnizaciones en cuotas. En la actualidad, la dotación de trabajadores ronda los 130, confirmó Pedro Brizuela, pro Tesorero de la UOM local. Hace unos días, el gobernador Raúl Jalil se reunió con el CEO de la firma, Pablo Libson, para acordar el cese de los despidos, mantener la planta de trabajadores y fortalecer el desarrollo de las actividades. Se anunció que en los próximos días se dará a conocer de qué modo el gobierno catamarqueño dará su apoyo.

Las obras de construcción de las represas "Presidente Néstor Kirchner" y "Gobernador Jorge Cepernic", en Santa Cruz, están paralizadas desde diciembre de 2023, cuando asumió el presidente Javier Milei. La noticia se conoció por una audiencia que hubo la semana pasada en la sede de la Secretaria de Trabajo de Nación, en la Ciudad de Buenos Aires. Fue protagonizada por representantes de la UTE China Gezhouba Group Company Limited - Electroingenieria S.A. - Hidrocuyo S.A, el gremio de la construcción UOCRA y la UECARA (Unión Empleados de la Construcción y afines de la República Argentina) para analizar el parate.

De ese encuentro surgió que el Gobierno nacional no pidió los nuevos desembolsos a los bancos chinos que llevan adelante la financiación y que están previstos en contratos firmados. Pero tampoco hubo giros de recursos de las propias firmas, por lo que las empresas que están a cargo de las obras las paralizaron y suspendieron a 2.800 empleados. 

las empresas que están a cargo de las obras de construcción de las represas "Presidente Néstor Kirchner" y "Gobernador Jorge Cepernic", en Santa Cruz, las paralizaron y suspendieron a 2.800 empleados. 

Se indicó desde la conducción nacional de la UOCRA a elDiarioAR, que esta parálisis obedece a la pésima relación diplomática entre el gobierno argentino y China, tras los agravios del presidente Milei a su par Xi Jingping durante la campaña electoral. Los gremios esperan que la Nación se haga cargo debido a que las firmas chinas no estarían dispuestas a realizar más desembolsos y solo hasta este 1 de marzo están garantizados los fondos. Los trabajadores suspendidos cobran el 80% del sueldo y aunque nadie quiere hablar de despidos, no se descartan.

En los últimos días, la otrora pujante industria textil de Tierra del Fuego también muestra señales que preocupan. La firma Australtex comunicó a sus empleados que desde hace un año y medio se retrajeron las operaciones pero "durante enero estas condiciones llegaron a un límite histórico, donde las ventas están prácticamente en cero y no existe espacio en los depósitos para seguir produciendo para el stock". "En ese marco, estamos lanzando medidas urgentes e indispensables para la sustentabilidad de la empresa y los puestos de trabajo, consistente en suspensiones concertadas en cada una de las unidades productivas más afectadas", concluyó el mensaje, con la firma del área de Recursos Humanos.

Esto se tradujo en que hace dos semanas se produjeron 15 despidos y podría haber suspensiones en las próximas semanas. De acuerdo al gremio del sector, las suspensiones serían por tres meses, en los que cada trabajador percibiría el 75% del salario. Otra vía sería que en algunas unidades se trabajarían 15 días y las suspensiones también serían por ese período. Austratex integra un mismo grupo con las marcas Cladd, Enod y Alpacladd.

DC/MG

Ya no funciona la web de Télam y los trabajadores denunciaron que vallaron la redacción

Ya no funciona la web de Télam y los trabajadores denunciaron que vallaron la redacción

Luego del anuncio del presidente Javier Milei, quien el último viernes inauguró el 142° período de sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación y confirmó que cerraría el INADI y la agencia pública de noticias argentina, Télam, durante la noche de este domingo la web y la cablera fueron inhabilitadas y los empleados denunciaron en redes sociales que el gobierno ordenó que la redacción fuera vallada. Hay una manifestación convocada para este lunes al mediodía.

La asamblea de los trabajadores de Télam había convocado a un “abrazo” a la agencia, ubicada en Bolívar 531 de la Capital Federal, para este lunes a las 12.30. Sin embargo, el domingo a la medianoche actualizaron la situación y afirmaron que la redacción fue vallada, adjuntando imágenes del operativo. “El gobierno nacional está llevando adelante uno de los peores ataques a la libertad de expresión en los últimos 40 años de democracia”, denunciaron.

Mientras tanto, la web del medio público y la cablera a la que acceden los medios de comunicación también fueron dadas de baja y muestran un error con el escudo nacional y la frase: “Página en reconstrucción”.

“Desde el sindicato de Prensa de Buenos Aires denunciamos que la policía está vallando Télam. Nosotros, sus representantes, los delegados, la comisión interna del sindicato, estamos acá defendiendo este medio de comunicación que tiene más de 78 años de historia”, indicaron en el video que compartieron en X. “Nos parece que es un atropello a la democracia y a la libertad de expresión y, por eso, la vamos a defender. ¡Télam se defiende!”, añadieron los comunicadores desde el hall del edificio.

Agustín Lecchi, secretario general del Sipreba, le dijo a elDiarioAR: "El intento de cierre de Télam por parte de Javier Milei es terrible para la democracia y se agrava con las vallas que pusieron ayer a medianoche, de lo cual nosotros nos enteramos por nuestros compañeros que estaban trabajando en la agencia en ese momento, cumpliendo su turno. Inmediatamente como dirigentes del sindicato, con la comisión interna de Sipreba de Télam, vinimos para la agencia, para resguardar el patrimonio público, para estar acá acompañando a los trabajadores y trabajadoras y para defender a Télam, las fuentes de trabajo y también el derecho a la información". 

"Creemos que el macartismo con el cual Milei se refirió a los trabajadores y trabajadoras de Télam es muy grave. Profundiza una tendencia autoritaria del presidente de la Nación que no podemos tolerar ni permitir y que además lo haga contra periodistas que tienen una trayectoria enorme, que algunos serán kirchneristas, otros macristas, otros radicales, otros habrán votado a Milei. No nos importa, porque son profesionales y lo demostraron el viernes durante la cadena nacional, cuando fueron los primeros que comunicaron cada una de las políticas del presidente. Así que creemos que esto hay que frenarlo y enfrentarlo junto a toda la sociedad. Por eso hoy lunes, vamos a hacer un abrazo. Por eso estamos adentro de la agencia Télam, acompañando a cada compañero y compañera", agregó Lecchi.

Los trabajadores fueron notificados por mail que están dispensados por siete días por el interventor.

Los trabajadores creen que el vallado a ambos edificios de la empresa pública, Agencia Nacional de Noticias y Publicidades, es un intento de reprimir el “masivo abrazo e impedir el acceso a trabajadores” y postularon que se trata de un ataque al derecho a la comunicación y al derecho a la información de la sociedad.

Militantes de La Libertad Avanza, por su parte, también compartieron imágenes del operativo policial, celebrando el cierre de la agencia. "Eliminamos el INADI, que además de cumplir el rol de policía del pensamiento contaba con un presupuesto anual de 2.800 millones para mantener militantes rentados. En esta línea, vamos a cerrar la agencia Télam, que ha sido utilizada durante las últimas décadas como agencia de propaganda kirchnerista", había argumentado el presidente.

NB

Télam y un nuevo botín de guerra

Télam y un nuevo botín de guerra

Trabajadoras y trabajadores de Télam realizarán este mediodía un abrazo simbólico al edificio donde funciona la agencia estatal de noticias para protestar contra el cierre anunciado por el presidente Javier Milei el viernes pasado.

En Télam, fundada hace 78 años, hay empleados que no trabajan. También hay quienes trabajan de periodistas y aun, estando a punto de jubilarse, siguen sin saber nociones básicas del periodismo. En Télam hay empleados que ingresaron por militancia política –de todos los colores– o por amiguismo.

Negarlo es faltarle el respeto a la inmensa mayoría de sus trabajadores que con profesionalismo hacen de su trabajo un insumo imprescindible para el resto de los medios. Incluso para aquellos que piden a gritos su cierre. Reducir la función de la agencia estatal de noticias a ese puñado de empleados que no trabajan no sólo es injusto con el resto de los profesionales que sí lo hacen, y de manera impecable, es sobre todo obtuso. Télam es parte de la historia del periodismo argentino.

En el año 2016, Rodolfo Pousá era quien ejercía la presidencia de la Télam. Su intención era transformarla en una agencia internacional. Imaginaba una redacción capaz de competirle mano a mano a la española EFE y se preguntaba por qué razón, si la mayor cantidad de personas de habla hispana se encuentran en América, la agencia de noticias en español más importante estaba en el continente europeo.

Tenía lógica, pero sus planes se toparon con su torpeza para llevarlos a cabo. A la necesaria reestructuración de la agencia le sobrevino un sorpresivo despido que dejó a mas de 300 trabajadores en la calle y provocó un conflicto de meses. Además de la crueldad con que se produjeron esos despidos, la medida sólo trajo más gastos y descontrol: fueron desvinculados profesionales excelentes sin ningún tipo de justificación, se pagaron indemnizaciones millonarias incluso a personas a las que le faltaban meses para jubilarse, y se montó una redacción paralela en un galpón de Tecnópolis a pesar de que la agencia contaba con dos edificios en pleno microcentro porteño.

La justicia falló a favor de los trabajadores, los despidos estaban mal hechos, y la gestión de Pousá –con el aval de Hernán Lombardi, por entonces secretario de Medios Públicos– terminó sin que nadie diera explicación por el dinero gastado en indemnizaciones y redacciones paralelas.

La falta de un proyecto serio para mejorar la agencia es una constante en todas las administraciones que ven en Télam algo más parecido a un botín de guerra que a una empresa que brinda servicios informativos a todos los medios del país. La gestión de Bernarda Llorente no tuvo mejor suerte. La empresa siguió generando pérdidas, continuó aumentando el plantel de empleados y, contando con todos los recursos disponibles, no hubo un plan para transformarla en una agencia moderna. Los comisarios políticos llegaron al absurdo de prohibir notas sobre abusos en la Iglesia, en su creencia de que un cable sobre un pedófilo podría generar un conflicto con el Vaticano.

Pero debajo de todo esto están los que todos los días hacen Télam y los que todos los días usamos sus noticias que nos llegan a través de la “cablera”.

Cuando comencé a trabajar como periodista, a comienzos de los ‘90, los grandes diarios tenían corresponsales en casi todas las provincias, en las redacciones éramos tantos que había que pelearse por una computadora. Las secciones de fotografía eran tan importantes que a todas las notas se iba siempre con un fotógrafo.

Hoy las redacciones funcionan con un cuarto de su staff,  los corresponsales se cuentan con los dedos de una mano, y los departamentos de fotografía fueron diezmados. Pero está Télam. Para un diario chico, como nosotros, es fundamental. Gran parte de las noticias que se leen en elDiarioAR, las que no llevan firman, son en base a los cables de Télam. Lo mismo ocurre con las fotos, nos nutrimos de la agencia y su sección de fotografía que tiene a varios de los mejores reporteros gráficos del país.

No es distinto a lo que paso en los grandes diarios, en las radios y en los canales de televisión. Allí donde funciona una redacción, el entrar a ver la “cablera” es parte de la rutina de nuestro trabajo periodístico. Télam viene a llenar lo que a otros les falta, porque llega a todo el país y porque es una información confiable.

El cierre de Télam producirá un agujero en todas las redacciones, también en aquellas donde sus directivos festejaron el anuncio.

Trabajé en la agencia durante cinco años, justo antes de entrar a elDiarioAR. Conozco de empleados que no trabajan y de operadores disfrazados de periodistas. Pero esa no es la agencia. Télam son los profesionales que el viernes escucharon al Presidente anunciar por cadena nacional que los dejaba sin trabajo y a pesar de eso siguieron tirando un cable atrás del otro, como si lo que hubiesen escuchado poco tenía que ver con ellos.

Al anuncio del Presidente le siguió el mensaje del vocero presidencial en X: “Saluden a Télam que se va…”, escribió con un nivel de cinismo al que resulta difícil encontrarle explicación. Más de 700 personas quedarán sin trabajo.

En sus discursos ante las Asambleas Legislativas, los presidentes exponen sus planes de gobierno para lo que resta del año. Cuáles serán sus medidas, que leyes que enviarán al Congreso. Más allá de las invocaciones a las fuerzas del cielo, el viernes poco se escuchó sobre las intenciones del Presidente para sacar a los millones de argentinos de la pobreza. En ese contexto, el anuncio del cierre de Télam pareció, otra vez más, un botín de guerra. 

MG

Clelia Sívori, periodista de Télam, cruzó a Hernán Lombardi por el cierre de la agencia

Clelia Sívori, periodista de Télam, cruzó a Hernán Lombardi por el cierre de la agencia

Clelia Sívori, periodista de Télam acreditada en el Senado, cruzó al diputado Hernán Lombardi por el cierre de la agencia de noticias: "Tengo treinta años de antigüedad, no se puede cerrar así de un plumazo".

"No pueden meter a todos en una misma bolsa, treinta años de antigüedad tenemos", señaló Sívori en diálogo con Lombardi con la presencia de otros medios de comunicación. "No es tan fácil decir 'cierro Télam' así como si fuéramos todos una mierda", añadió.

El cruce ocurrió al término de la Asamblea Legislativa y las declaraciones fueron registradas en un video de C5N.com. "Yo tenía 18 años cuando entré ahí, no soy de la Cámpora", siguió la periodista, a lo que Lombardi respondió: "Pero también, vos sabés, ¿hubo privilegios o no hubo privilegios?".

"Hagan la distinción de la gente que labura", insistió Sívori.

El presidente Javier Milei dijo este viernes en la Asamblea Legislativa que su gestión "va a cerrar" la agencia pública de noticias Télam, creada hace 78 años con el propósito de difundir información a todo el país con carácter federal y pluralista.

Como único argumento para anunciar su cierre, Milei consideró que la agencia "ha sido utilizada durante las ultimas décadas como agencia de propaganda kirchnerista", el mismo justificativo que utilizó el exsecretario de Medios Públicos, Lombardi, cuando en 2018 se ordenaron 357 despidos en la agencia, muchos de ellos revertidos luego por la justicia.

AB

El joven que padece una enfermedad inusual grave recibió una cautelar favorable contra el gobierno para que le paguen la medicación

El joven que padece una enfermedad inusual grave recibió una cautelar favorable contra el gobierno para que le paguen la medicación

Pablo Riveros, diagnosticado con hemoglobinuria paroxística nocturna (HPN) en el Hospital Evita de Lanús en enero de 2023, presentó un recurso de amparo para que la Dirección de Asistencia Directa por Situaciones Especiales (Dadse), que dependía de Capital Humano y pasó a la órbita del Ministerio de Salud, le brinde el medicamento Soliris Eculizumab que el Estado había dejado de proveerle en diciembre del año pasado. Cada frasco tiene un costo de unos US$7.000 y se le administran seis por mes, con un procedimiento similar a una quimioterapia.

El joven de 19 año, de Lanús y estudiante de Diseño Gráfico, padece esta enfermedad inusual grave que descompone los glóbulos rojos a gran velocidad e implica un grave deterioro de la salud en corto tiempo. Estaba previsto que Pablo recibiera una dosis de Soliris el 18 de diciembre pasado, pero la Dirección de Asistencia Directa por Situaciones Especiales (DADSE) del Ministerio de Desarrollo Social dejó de funcionar. Como Pablo, cientos de pacientes no fueron atendidos, según estimaciones del sindicato de empleados del ministerio.

El juez en lo Contencioso Administrativo Federal Martin Cormick dispuso el jueves que la DADSE le otorgue "en forma inmediata, gratuita y por el tiempo que dure el tratamiento", ese remedio que tiene un costo de US$42.000 por mes. El magistrado adujo "razones humanitarias". El ministerio de Sandra Pettovello se presentó en el expediente para resistir en amparo, con el argumento de que estaba realizando auditorías. Pablo y su madre, Stella Coronel, están esperando hasta el martes, cuando vence el plazo para que el Gobierno de Milei apele la decisión. La condición de salud del joven impide esperar una semana más.

La medida cautelar dirigida contra el Ministerio de Capital Humano ( ex Ministerio de Desarrollo Social), señala "que disponga inmediatamente la continuación de la provisión del medicamento ECULIZUMAB, denominado comercialmente como SOLIRIS, a razón de la enfermedad Hemoglobuniuria Paroxística Nocturna que me ha sido diagnosticada, tal como surge de las prescripciones médicas que adjunto".

El escrito hace referencia a que el peligro en la demora se encuentra acreditado con el último informe del Servicio de Hematología del Hospital Evita, "en donde consta que ante la presente falta de entrega de la medicación su parte presentará nuevamente descenso de Hto y Hb con parámetros de hemolisis acompañado de todo lo que clínicamente genera dichas alteraciones".

En tiempos de distopía, el juez debió recordar en su fallo que "el derecho a la vida es el primer derecho natural de la persona humana preexistente a toda legislación positiva", que "el derecho a la Salud está íntimamente relacionado con el derecho a la vida", y que la Corte Suprema sentó jurisprudencia de que "la autoridad pública debe garantizar el derecho a la preservación de la salud con acciones positivas".

La Dadse, a cargo de la asistencia en medicamentos o insumos médicos para personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad social y sanitaria, pasó a la órbita del Ministerio de Salud según una norma publicada en el Boletín Oficial el pasado 20 de febrero.

Se trata de la decisión administrativa 76/2024, que oficializa la transferencia a la cartera nacional de Salud de la Dadse y su dependencia, la Dirección de Asistencia Directa por Situaciones Especiales, áreas que pertenecían a la Secretaría Nacional de Niñez del Ministerio de Capital Humano.

Dicha transferencia, "comprende la unidad organizativa que depende a dicha Dirección Nacional, como así también los créditos presupuestarios, bienes y dotaciones vigentes a la fecha y el personal con su actual situación de revista, cargos y niveles escalafonarios, y suplementos vigentes a la fecha".

La decisión administrativa lleva las firmas del jefe de Gabinete, Nicolás Posse: del ministro de Salud de la Nación, Mario Russo; y la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello.

"Ambos Ministerios vienen trabajando en la coordinación para atender caso por caso los pedidos de medicamentos que se encuentran en trámite y asegurar su entrega", explicaba un comunicado oficial.

Respecto al traspaso de estas Direcciones hacia Salud, se había indicado que "el objetivo es hacer más ágil, transparente y eficiente su funcionamiento, en beneficio de los pacientes que requieren la medicación y que se encuentran en situación de vulnerabilidad social y sanitaria, luego de la denuncia realizada por Capital Humano tras haberse encontrado irregularidades en los procedimientos de adquisición".

Además, se informó que "se iniciará un nuevo mecanismo para la adquisición de medicamentos mediante un sistema de compras con reglas claras y con el objetivo de transparentar todas las adquisiciones, donde se pueda seguir la trazabilidad del medicamento dispensado".

AB