Bordo Amarillo De La Cruz Pied

Código Postal 5569

Noticias de Mendoza

Aumento de casos, pocos vacunados y otra vez temor por el coronavirus

Aumento de casos,  pocos vacunados y otra vez temor por el coronavirus

Tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en la Provincia de Buenos Aires, los casos de coronavirus se duplicaron en tan solo una semana. Pero la situación es más alarmante cuando se la contrasta con la cifra de personas inmunizadas: Solo la mitad de los que recibieron la primera dosis continuaron su esquema de vacunación y se aplicaron el primer refuerzo o “tercera dósis”. Son 21.838.467 frente a los 41.053.190 que recibieron la primera vacuna. Si a esos datos se le agrega el número de personas con un segundo refuerzo o "cuarta dosis", el panorama es aún más complicado: Apenas 6.349.657, según el Monitor Público de Vacunación del Ministerio de Salud.

Este viernes, el vacunatorio que funciona en el Centro Islámico, en el barrio de Palermo, estaba colapsado. Colas de más de dos horas y media de demoras, con tramos de veinte minutos de espera bajo el rayo del sol y la mayor parte del recorrido de pie. Los orientadores del Gobierno porteño apenas alcanzaban para repartir unas pocas botellas de agua o brindar asistencia a las personas mayores con problemas de movilidad. En medio de la espera, una mujer cayó desplomada.

Es que de la mano en la suba de casos lo que aumentó fuertemente fue la demanda de turnos en los centros de vacunación en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, distritos que mostraron signos de colapso. Aunque tanto desde la cartera que dirige Fernán Quirós como desde la de Nicolás Kreplak aseguraron que sumaron o sumarán centros de vacunación, faltan precisiones al respecto sobre dónde y cuántos serán. Los especialistas coinciden en que, además, deben ampliarse los horarios de atención, para lograr llegar así a los sectores más vulnerables de la población. 

En la última reunión del Consejo Federal de Salud (COFESA), el que reúne a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, con los ministros de cada una de las jurisdicciones, la situación del avance del coronavirus se llevó buena parte de las discusiones. Tanto que luego hicieron un llamado a todos los ciudadanos que se hayan dado la última dosis hace más de 120 días a aplicarse vacunas de refuerzo contra el Covid-19.

El jueves, la preocupación volvió a la reunión de Gabinete. Allí, si bien Vizzoti aseguró que el aumento de casos todavía no es significativo, lo que generó ruido interno fue la ausencia de una campaña institucional lista ante el riesgo, siempre latente, de un rebrote.

Este pedido se enmarca en el sostenido aumento en los casos reportados en las últimas semanas. Según el último informe publicado por el Ministerio de Salud, entre la semana del 20 y 27 de noviembre, los casos informados fueron de 3323. Entre el 13 y el 20 de noviembre, los casos informados de Covid 19 habían sido de 2206 y la semana anterior, de 1486. En dos semanas, se duplicaron la cantidad de casos confirmados de covid en la Argentina, sin contar la gran masa de infectados que se supone que hay sin testearse y que no entra dentro de las estadisticas oficiales. 

“No es tanto el aumento en el número de casos, sino el porcentaje de aumento. Nos revela que tenemos que estar atentos: el año pasado los contagios comenzaron a aumentar a fines de noviembre y a comienzos de 2022 tuvimos un fuerte brote de casos”, sostiene Eduardo Lopez, médico infectólogo y profesor de Vacunología de la Universidad del Salvador, en diálogo con eldiarioAR. 

El mayor aumento se dio en la Ciudad de Buenos Aires y de la Provincia de Buenos Aires: para la última semana registrada, la Ciudad reportó 1639 casos y la Provincia, 1205. La semana anterior, la Ciudad había registrado 736 casos y la Provincia, 588. En ambos distritos, en solo una semana los casos aumentaron en más del 100%. 

Este sostenido aumento de casos en la Ciudad y en la Provincia, junto con el pedido de las autoridades para la vacunación y los recordatorios por parte del GCBA y de la PBA a sus habitantes a través de whatsapp y email, generó un aumento en las demanda de vacunas, lo que derivó en el colapso de turnos en varios centros de vacunación porteños y bonaerenses. 

Desde el gobierno de la Provincia de Buenos Aires aseguraron en diálogo con eldiarioAR que en el día jueves de esta semana actualizaron el listado de vacunatorios, agregando más centros a la lista y con muchas salidas de vacunación itinerante en lugares de alto tránsito. Sin embargo, de todos los centros de vacunación vigentes en el sitio web de la Provincia (mas de 100 centros), desde la cartera de Kreplak, al cierre de esta nota, no habían respondido cuales de estos eran los que se habían inaugurado esta semana tras la suba de casos. 

En la Ciudad de Buenos Aires hay actualmente solo cinco vacunatorios habilitados: en la cancha de San Lorenzo, en el Centro Islámico, en el Colegio de Abogados, en el ex Detectar Devoto y en el Ministerio de Salud-Monasterio. “Se tomó la decisión de incorporar nuevos espacios de vacunación, lo que se traduce en una mayor oferta de turnos. A partir del lunes 5 de diciembre se dispondrán de los nuevos centros de vacunación en la Ciudad de Buenos Aires”, aseguraron desde el GCBA en diálogo con eldiarioAR. Sin embargo, también en este caso ante la pregunta sobre donde y cúantos nuevos centros se abrirán, la respuesta fue que se estaba terminando de definir y que sólo está confirmado el Hospital Zubizarreta y que se ampliará la oferta de turnos en las postas de vacunación.

Los especialistas coinciden en que con estas medidas no es suficiente. “Hay que tratar de popularizar la vacunación, hacerle entender a la gente que hoy con dos dosis de vacunas no alcanza para nada”, sostiene Eduardo Lopez. A pesar del aumento en la vacunación de los últimos días, las cifras lo demuestran, sostiene Lopez: en todo Argentina un 50% de las personas no recibieron la tercera dosis y solamente el 15% de la población está vacunado con cuatro dosis. “Estamos en niveles subóptimos de vacunación, lo que vuelve muy indefensa a la población frente a las nuevas variantes de covid que estuvieron prevaleciendo en estos últimos meses”, coincide Maria Cecilia Niccodemi, infectologa de Stamboulian Centros de Salud y del Sanatorio de la Trinidad de San Isidro. 

“Además, hay que empezar a extender los horarios de vacunación. Las personas que trabajan no pueden ir a vacunarse con una franja horaria tan reducida”, agrega Lopez. Por solo mencionar el caso de la Ciudad de Buenos Aires, cuatro de los cinco vacunatorios habilitados para fin de noviembre abren solamente hasta las 16:45, mientras que la sede de Monasterio lo hace hasta las 12 del mediodia. 

En otras provincias como Santa Fe los casos reportados permanecieron casi inalterados (los casos confirmados en el último reporte fueron de 27, mientras que la semana anterior habían sido de 32), y en el caso de Cordoba hasta se redujeron de manera considerable: a principios de noviembre habían 370 casos por semana, mientras que en la última semana se registraron 108 casos).  

Desde el ministerio de Salud de Cordoba aseguraron que tienen una “red de casi 800 vacunatorios, con amplios horarios y capacidad de atención, de manera que por ahora no está prevista una ampliación”. 

AS/MG

El FMI aprueba la tercera revisión del acuerdo y Argentina tendrá acceso a US$6.000 millones

El FMI aprueba la tercera revisión del acuerdo y Argentina tendrá acceso a US$6.000 millones

El FMI acordó con el ministerio de Economía la aprobación del staff agreement de la tercera revisión y, cuando lo apruebe el Directorio, llegarán a la Argentina cerca de 6.000 millones de dólares.

De acuerdo al comunicado de prensa oficial del organismo multilateral de crédito, "el personal técnico del FMI y las autoridades argentinas han llegado a un acuerdo a nivel de personal técnico sobre la tercera revisión bajo el acuerdo EFF de 30 meses de Argentina. El acuerdo está sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo del FMI, que se espera se reúna este mes. Una vez completada la revisión, Argentina tendrá acceso a alrededor de US$6.000 millones (DEG 4.500 millones)".

Entre los fundamentos, el FMI destaca "la prudente gestión macroeconómica y los esfuerzos para movilizar financiamiento externo están respaldando la estabilidad macroeconómica" y que se está "restableciendo el orden fiscal, moderando la inflación, mejorando la balanza comercial y fortaleciendo la cobertura de reservas".

Asimismo, advierte que la implementación "continua y decisiva de políticas sigue siendo esencial para reducir aún más los desequilibrios macroeconómicos, especialmente en el marco de un contexto externo e interno más desafiante. Los objetivos del programa permanecen sin cambios durante el resto de 2022 y 2023". Ese punto resulta clave en la negociación y le da respiro a la gestión de Sergio Massa al frente de Economía.

El viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, fue quien encabezó el equipo económico que negoció en Washington, que también integraron los secretarios de de Finanzas, Eduardo Setti, de Hacienda, Raúl Rigo, el jefe de Gabinete de la cartera económica, Leonardo Madcur y el director del Indec, Marco Lavagna.

Este acuerdo técnico, denominado staff agreement, tendrá que ser revisado por distintas instancias dentro del organismo para que llegue a la aprobación final por parte del directorio.

"Un equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI), encabezado por Luis Cubeddu, Director Adjunto del Departamento del Hemisferio Occidental y Ashvin Ahuja, Jefe de Misión para Argentina, realizó reuniones presenciales y virtuales con las autoridades argentinas para discutir políticas sobre la tercera revisión del acuerdo ampliado en el marco del Servicio Ampliado del Fondo (SAF). El Sr. Cubeddu y el Sr. Ahuja emitieron hoy la siguiente declaración en Washington, D.C. al final de esas reuniones:

El personal técnico del FMI y las autoridades argentinas llegaron a un acuerdo a nivel de personal técnico sobre un marco macroeconómico actualizado y las políticas asociadas necesarias para completar la tercera revisión bajo el acuerdo SAF de 30 meses de Argentina. El acuerdo está sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo del FMI, que se espera se reúna este mes. Una vez completada la revisión, Argentina tendrá acceso a unos US$ 6.000 millones (DEG 4.500 millones).

La revisión se centró en evaluar el progreso reciente en la implementación del programa y en llegar a entendimientos sobre políticas para fortalecer aún más la estabilidad macroeconómica en el marco de un contexto más desafiante. Se acordó que los objetivos clave del programa—en particular los relacionados con el déficit fiscal primario y las reservas internacionales netas—permanecerían sin cambios durante el resto de 2022 y 2023 para continuar anclando la formulación de políticas y la credibilidad. Además, se discutió sobre la necesidad de que las políticas se adapten según sea necesario en caso de que se materialicen riesgos externos e internos.

A pesar de los desafíos, consecuencia también de la guerra en Ucrania, se cumplieron todos las metas cuantitativas de desempeño hasta fines de septiembre de 2022, incluido el déficit fiscal primario debido a fuertes controles de gastos y acciones para mejorar la focalización de los subsidios y la asistencia social. Recientemente se llegó a un acuerdo de reestructuración de la deuda con los acreedores del Club de París y se han intensificado los esfuerzos para movilizar financiamiento oficial externo. Acciones por el nuevo equipo económico están comenzando a dar sus frutos—la inflación se está moderando (aunque desde niveles altos) y la balanza comercial está mejorando, en gran parte debido a una desaceleración apropiada de la demanda interna y las importaciones. Además, las autoridades siguen encaminadas en cumplir los objetivos del programa para fin de 2022.

Se han logrado avances, no obstante, las condiciones macroeconómicas son aun frágiles y una sólida implementación del programa es esencial a futuro. En particular, será fundamental continuar con el proceso de consolidación fiscal que prevé una reducción del déficit fiscal primario del 2,5 % del PIB en 2022 al 1,9 % del PIB en 2023. Esto debe estar respaldado por esfuerzos para seguir movilizando ingresos, fortalecer controles de gastos, y mejorar de manera oportuna la focalización de los subsidios y la asistencia social, al tiempo que proporciona espacio para el gasto social y de infraestructura prioritario.

El marco de la política monetaria y cambiaria debería continuar generando tasas de interés reales positivas y una mejora en la competitividad externa. Estas acciones deberían continuar alentando la demanda de activos en pesos, asegurar una reducción en el financiamiento monetario en línea con las metas del programa y apoyar una reducción gradual de la inflación anual, de alrededor del 95 por ciento para fines de 2022 al 60 por ciento para fines de 2023. Además, sigue siendo esencial mantener una estrategia proactiva de deuda interna para movilizar el financiamiento interno y mejorar el funcionamiento del mercado.

Las políticas macroeconómicas consistentes también respaldan una mejora en el saldo de la cuenta corriente que, combinado con los esfuerzos en curso para movilizar financiamiento externo, están fortaleciendo la cobertura de reservas—las reservas internacionales netas están programadas para aumentar en US $ 9.800 millones para fines de 2023. Si bien se han adoptado medidas cambiarias administrativas temporales a medida que se abordan los desequilibrios, deben minimizarse en el futuro, ya que no son sustitutos a políticas macroeconómicas prudentes.

En el aspecto estructural, se necesitan esfuerzos continuos para fortalecer la gestión financiera pública, el mercado de deuda pública en pesos, los marcos ALD/CFT y el potencial exportador neto de los sectores estratégicos, particularmente en energía. El próximo acuerdo de intercambio de información internacional con los Estados Unidos podría apoyar la movilización de ingresos y la acumulación de reservas.

Agradecemos a las autoridades argentinas por las discusiones abiertas y constructivas y reconocemos su compromiso continuo para fortalecer la estabilidad y promover el crecimiento inclusivo y sostenible”.

Con información de agencias.

IG

Massa prometió un blanqueo de capitales apenas se apruebe el acuerdo tributario con Estados Unidos

Massa prometió un blanqueo de capitales apenas se apruebe el acuerdo tributario con Estados Unidos

En un convocante cóctel de fin de año de la Cámara de Comercio Argentino-Israelí, en el hotel Emperador, el ministro de Economía, Sergio Massa, anunció que convocará a un blanqueo de capitales, como los que hicieron en su momento los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri, este último con mayor éxito. Lo hará una vez que en los próximas días se cumpla su objetivo de firmar un acuerdo de intercambio automático de información tributario con Estados Unidos, donde se supone que hay US$ 100.000 millones que esconden los argentinos del fisco. Para la amnistía fiscal se valdrá de un proyecto de ley que ya tuvo media sanción del Senado, pero que Massa espera que se modifique en la Cámara de Diputados: el de Oscar Parrilli para crear un fondo para pagarle al Fondo Monetario Internacional (FMI) y que se iba a constituir con recursos no declarados que se blanqueen en forma voluntaria o por los hallazgos que una vez por año se logran por esos intercambios automáticos que ya ocurren con un centenar de otros países. Preguntado por elDiarioAR sobre cuándo se aprobaría esta iniciativa de Parrilli, el ministro no dio plazos y dijo que primero debía firmarse con el gobierno de Joe Biden.

En el evento, en el que primero habló el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, otro político de buenos vínculos con Israel, Massa puso a este país de Medio Oriente como ejemplo de derrota a la inflación, el flagelo que aqueja desde hace décadas a la Argentina y que él debe doblegar para bien de la población y de las ambiciones electorales del peronismo. Citó tres ejes de logro israelí. El primero, la unidad política: "Las fuerzas de gobierno y de oposición hicieron dejar de lado las diferencias para sentarse a definir un programa de corto, mediano y largo plazo. Y en eso, como ministro de Economía, la mesa está servida para que todas las fuerzas políticas se sienten a que resolvamos entre todos y juntos el enorme desafío que representa la lucha contra la inflación".

Cuando habló del segundo vector, introdujo el blanqueo: "El segundo gran pilar de ese programa estuvo en el patriotismo. Una enorme cantidad de judíos residentes fuera de Israel y de judíos que vivían en Israel, que volvieron a llevar su dinero para apostar a la recuperación de su patria. Una enorme repatriación de capitales que fue el segundo gran pilar de esa recuperación que permitió derrotar la inflación. Y en ese sentido, seguramente en los próximos días la Argentina va a dar un paso enorme para abrir los brazos a la repatriación de capitales por un acuerdo fundamental que está por firmar como Estado nación con otro Estado nación. Aspiramos a que haya un acuerdo de políticas de Estado seriedad en el tratamiento respecto de la posibilidad de la repatriación de capitales y patriotismo para la repatriación de capitales, que es el enorme desafío que nos va a permitir romper esta restricción histórica de que cada diez años nos faltan los dólares porque los generamos en la Argentina pero por falta de certeza, de moneda y de seriedad, los terminamos ahorrando o protegiendo fuera de la Argentina. Creo que ahí tenemos un segundo gran desafío".

"Y el tercero tuvo que ver con no moverse de un programa", contó Massa. "Aún a riesgo de tener conflictos o de crujir en términos de coaliciones de gobierno y de tener que rearmar gobiernos. Y creo que en ese sentido todos tenemos que aprender que el método, la conducta y sobre todas las cosas, una vez definido un camino, el sostenerlo en el tiempo nos va a permitir, como nación, como país, recuperar la credibilidad, no solamente para fortalecer nuestra relación con Israel, sino para fortalecer nuestra relación con el resto del mundo."

La Cámara de Comercio Argentino Israelí es presidida por Mario Montoto, empresario de la tecnología de la seguridad, un ex integrante de Montoneros, una organización que curiosamente tenía una estrecha relación con Palestina, tal como relata un libro del politólogo Pablo Robledo. Padre de la jefa de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, que adoptó el apellido de su madre desaparecida, Montoto creció con el negocio de las cámaras de seguridad urbana en algunos municipios como el de Tigre en tiempos en que lo gobernaba Massa y este año firmó un contrato con el Ministerio de Justicia, de Martín Soria, para controlar con su compañía Surely a los agresores de violencia de género.

En el cóctel logró convocar no sólo a Massa, De Pedro y Soria sino también al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, su ministro de Salud, Fernán Quirós, el ministro de Ciencia de la Nación, Daniel Filmus, varios gobernadores y embajadores, como el de Estados Unidos, Marc Stanley. Entre las autoridades de la cámara figuran Eduardo Elsztain como director vocal, Marcelo Mindlin como presidente honorario y Adrián Werthein como consejero plenario. A Montoto lo secundan en la cámara como vicepresidente Cristian Franciotti, Darío Sykuler como secretario, Miguel Steuermann como prosecretario, Daniel Galanternik como tesorero y Alejandro Mario Kelman como protesorero.

AR

"Departamento Novios": las fichas de empresarios que confirman que la Escuela de Yoga montó una red de trata

Su nombre real está en la ficha, pero lo apodaron “Mike”. Y a Mike lo investigaron tanto, tanto, que dejaron asentado que cada vez que podía aclaraba que, por ser musulmán, no comía ni cerdo ni jamón. Mike estuvo en Buenos Aires en 2004, cuando llegó de Estados Unidos a negociar la compra de una licencia de una marca de alfajores. Ese año, tres integrantes de alta jerarquía de la Escuela de Yoga de Buenos  Aires le ofrecieron que invirtiera un millón de dólares en la organización a cambio del 10% de las ganancias que la escuela generase en un año. Y le invitaron, además, una membresía mediante el pago, mensual y en dólares, de una cuota. La membresía le garantizaba “una novia” cada vez que visitara Buenos Aires. 

A casi cuatro meses de los allanamiento que terminaron en una veintena de detenidos, el Juzgado Federal N°4, a cargo de Ariel Lijo, está en condiciones de probar que la Escuela de Yoga de Buenos Aires era una organización con fines de lucro que se aprovechaba de la actividad sexual ajena y con cuyas ganancias lavaba activos. elDiarioAR accedió a documentación que confirma el seguimiento que le hacían a los empresarios, la mayoría extranjeros, cuánto dinero aportaban y la proyección económica de cada uno. Más simple: en la Escuela calculaban cuánto dinero podían obtener de ellos en un lapso determinado. ¿Qué les ofrecían? Tratamientos médicos en CMI - Abasto, una clínica de su propiedad, y el servicio de “Novia”, es decir, la exclusividad de alguna de las integrantes de la trinchera Botánico.

La Escuela de Yoga estaba dividida en unidades de negocios a las que llamaban “trincheras”. Las que más ganancias generaban eran las trincheras CC, Botánico y Ghostbuster, las de coordinación y servicios de compañía a varones. A la Botánico la llamaban así en referencia al Jardín Botánico, lugar en el que rondan gatos. La “novia” de Mike, el empresario que no comía cerdo ni jamón, fue durante tres años -entre 2004 y 2007- una de las mujeres que en la causa figura como Ghostbuster. Las Ghostbusters eran integrantes con historia en la organización que “formaban” a las más jóvenes, las geishas. Mike también podía acceder a “amigas”. La organización le proveyó dos. No tenían exclusividad sexual con él.

Desde que se contactó con la escuela por primera vez, en 2004, Mike donó joyas por 110 mil dólares. Al año siguiente, una de las mujeres de la Escuela lo acompañó en Londres, servicio que le cobraron. En 2006, en Las Vegas, le preguntó a su “novia” si ya formaba parte de “la familia”: Mike llevaba aportados 40 mil dólares ese año. La de Mike es una de las tantas fichas que encontraron en los allanamientos del 12 de agosto y confirman, para los investigadores, no sólo que la Escuela de Yoga tenía montada una red de trata sino el alcance internacional de la organización. Las fichas estaban guardadas en una carpeta con este título: “Trinchera Botánico, departamento Novios”.

“Juan Percowicz es un estafador sofisticado”, dice a elDiarioAR una fuente con acceso directo a la causa. Sigue: “Percowicz no hacía nada, no se movía, pero se llenó de plata a costa de los miembros de la organización que lideraba que, a su vez, están convencidos de que no son víctimas”. A Juan Percowicz lo llamaban Papá, Jefe o Adonai. Era contador público y la primera captación la hizo en un estudio en el que trabajaba. A fines de los ‘80 fundó la Escuela de Yoga de Buenos Aires, que llegó a tener casi dos mil alumnos. Quería llegar al billón de dólares. "La víctima de trata sexual está estereotipada. Pensamos que es una mujer a quien le sacan el DNI y la encierran en una habitación. Acá hablamos de otra cosa, mujeres que son víctimas pero que no se dan cuenta", agrega la fuente consultada.

Según la causa, al menos siete mujeres eran explotadas sexualmente. Todas declararon en Cámara Gesell pero ninguna se percibe como víctima de trata de personas para explotación sexual y desmienten que la escuela haya funcionado como una organización para cometer delitos. MJG, una de las mujeres indicadas en el expediente como víctima, lo negó de manera rotunda. Aseguró que ella fue, durante diez años, pareja del dueño del Ingenio Ledesma Carlos Pedro Blaquier. La ficha de Blaquier también estaba en la carpeta del departamento Novios, su sobrenombre era “Azúcar”.

Cuando declaró en Cámara Gesell, MJG dijo que había tenido un entredicho con quien era entonces su empleada doméstica; que su decisión fue echarla con la indemnización que le correspondía pero que la mucama la extorsionó: la empleada le dijo que si no le daba más dinero, ella aportaría fotos de su relación con Blaquier a un tal “Pablo Salum”. Pablo Salum es el principal denunciante de la Escuela y quien aportó los testigos a la Protex, organismo que inició la investigación. MJG dice que su ex empleada cumplió con la amenaza.

En su testimonial, MJG defiende a la Escuela pero, en un momento, dudó de las intenciones de Juan Percowicz. Eso quedó registrado en una de las escuchas telefónicas que forma parte del expediente y a cuya transcripción accedió elDiarioAR. MJG había recibido un “regalo” en dólares y en joyas. Enterado, Juan Percowicz le dijo que se quedara con las joyas y el dinero iría a las arcas de la Escuela. MJG le hizo llegar los billetes al líder, pero desconfió de la calidad de la piedras. Al final, las hizo chequear y las joyas resultaron falsas.

MJG habló con Georgina Ivonne Hirschfeld, alías “Pet”, “Petu” o “Petunia”, indicada en la causa como Ghostbuster. “Yo estoy sintiendo -dice Pet, al teléfono- que hay una parte tuya que siente que Juan sabía que las piedras eran falsas”. Del otro lado de la línea, MJG titubea: poner en duda al líder es ganarse un problema. En la conversación, Pet le recuerda que Percowicz le había hecho trabajar un “yo bajo”, el de la desconfianza y le sugiere que es ese “yo bajo” el que le hace pensar que Percowicz sabía que las joyas eran truchas y prefirió quedarse con el dinero.

Para el Juzgado Federal N°4 la investigación está encaminada, aun cuando falte terminar de peritar el material que está digitalizado. Luego de que la Sala 2 de la Cámara de Casación Penal indicara que no hay pruebas suficientes como para que los imputados estén presos, se presentaron en la Justicia los acusados que estaban prófugos. Adriana "Cosmito" González, el dueño de la inmobiliaria Aznanez -negocio a través del cual habrían lavado dinero, según los investigadores- y Marcelo Guerra, hijo adoptivo del líder, Juan Percowicz.

VDM/MG

La lógica de la superstición

La lógica de la superstición

¿Cómo estás viendo el Mundial? ¿Todos los partidos de Argentina en el mismo lugar? ¿Misma gente? ¿Misma ropa? El Mundial -y el deporte en general- viene con muchas cábalas, pequeños ritos para darle las mejores chances a nuestro equipo, sino preguntale a Bilardo, que no dejaba que ningún jugador ni nadie cercano comiese pollo el día antes de un partido o que tenía que cruzarse con los futbolistas del otro equipo cuando salían a la cancha. Y aunque la superstición por definición no está basada en absolutamente ninguna evidencia, sí tiene mucho sentido. Es hasta lógica.

Los humanos somos malos manejando la incertidumbre, pero la vida está llena de situaciones que no manejamos, en las que no tenemos el control. Y a veces, necesitamos hacer cosas que al menos nos den una ilusión de control, nos den la sensación de que lo que hacemos tiene un impacto. Aunque sabemos en el fondo que con quién nos sentemos a ver un partido no influye sobre cuántos goles van a hacer los jugadores, es lo único que podemos hacer. No tenemos absolutamente ningún control sobre ese partido, así que hacemos lo que podemos. Y si cuando hicimos uno de estos pequeños ritos el resultado fue positivo -ganamos el partido- suponemos que hay una asociación entre las dos cosas y empezamos a repetirlo para tener el mismo resultado. 

No somos los únicos. Un estudio que se hizo en los años ‘50 probó con palomas y encontró que ellas también desarrollan sus pequeños ritos. El psicólogo Burrhus Frederic Skinner las ponía en jaulas con un dispositivo que soltaba comida en intervalos fijos. Las palomas no podían hacer nada para cambiar eso, pero mientras esperaban, se ponían a hacer algo -girar tres veces a la izquierda, dar dos vueltas para un lado y luego al otro y así- y ahí venía la comida. Asociaban esa acción con la llegada de la comida, así que la repetían cada vez. No muy distinto a nuestras supersticiones. 

En el mundo humano se probó algo muy parecido, con personas a las que ponían a jugar un juego frente a una computadora, sin decirle las instrucciones y les pedían que después de un tiempo explicasen cómo funcionaba. En los casos que había reglas, los participantes las detallaron. Pero más sorprendente, es que incluso cuando el juego funcionaba totalmente al azar, los participantes desarrollaron todo tipo de teorías sobre cómo había que apretar las teclas para ganar puntos. No nos gusta mucho el azar y tratamos de encontrar patrones en todas partes. Y así desarrollamos teorías absurdas de qué es lo que puede explicar un resultado -como la remera que usaste-. 

Pero no todas las situaciones son igual de propicias para la superstición. Es más probable que las desarrollemos cuando se nos juega mucho y a la vez hay muchos factores que no podemos controlar. De hecho, hay algunos análisis que muestran que en momentos de crisis, suele crecer la superstición, por ejemplo el consumo de astrología. Cuando hay incertidumbre y no sabemos bien que va a pasar, buscamos posibles respuestas en todas partes. 

Otra de las razones por las que muchos cumplen los pequeños ritos, es porque son simples, es fácil hacerlo. Tocar madera o apoyar la sal en la mesa lleva dos segundos contra la posibilidad de que pase algo malo. El costo de seguirla es bajo comparado con las consecuencias de no hacerlo. En general, las pequeñas cábalas del día a día son inocuas y rápidas. Es diferente de las supersticiones más profundas o las que implican excluir o dañar a otros. 

Pero aunque la superstición no tiene absolutamente ninguna base, en algunos casos particulares, puede funcionar: cuando algunas cosas sí dependen de nosotros. Cuando la superstición te hace estar más tranquilo antes de un parcial, te hace salir a jugar más sereno, puede funcionar. 

Esto lo probó un grupo de investigadores que le pidió a algunas personas que llevasen algún amuleto que tuviesen para un experimento. Les dijeron que tendrían que hacer un examen y si les podían pasar el amuleto para fotografiarlo. A la mitad se los devolvieron antes de comenzar, mientras que a la otra mitad les dijeron que había algunos problemas con la cámara y que se lo pasarían al final. Los que tenían ese amuleto, tuvieron mejores resultados. Tener algo que te hace sentir seguro puede afectar nuestro rendimiento. Por supuesto, para que esto funcione, primero hay que tener un amuleto y creer que ese objeto tiene alguna propiedad que nos ayuda. Pero si efectivamente lo creemos, puede tener un efecto. 

Y hay otro caso en el que puede funcionar, cuando cambia las expectativas que otros tienen sobre nosotros. En China, donde las supersticiones abundan, una de ellas es que los niños que nacen en el año del dragón están destinados a ser exitosos. Y un análisis muestra que muchas parejas intentan que sus hijos nazcan en esos años -la fertilidad aumenta cuando es el año del Dragón-. 

Pero el efecto va más allá. Al seguir la trayectoria de estas personas, efectivamente tienen mejores resultados: hay mayor probabilidad de que tengan mejores notas en el colegio y luego vayan a la universidad, comparado con las personas que nacieron justo antes o justo después. La razón que proponen los investigadores, es que esto se debe a que los padres, cuando su hijo nace en ese año, le dedican más tiempo e invierten más en él, lo cual se traduce en mayores posibilidades de éxito. Nacer en el año del Dragón sí trae éxito, porque la sociedad los favorece. 

Las supersticiones no tienen ninguna base. Esa es su definición, una creencia mágica, no racional. Sin embargo, hay muchas situaciones en las que necesitamos sentir algo de control, incluso cuando no lo tenemos, y esos pequeños ritos, repetidos siempre, nos ayudan a fabricarlo. Y en los casos en que las cosas sí dependen de nosotros, pueden llegar a ayudarnos a sentirnos más seguros y tranquilos. Si sos supersticioso, la superstición puede funcionar.

OS