Guido

Código Postal 5549

Noticias de Mendoza

Jornada nacional de protesta de organizaciones sociales en reclamo de alimentos y contra el ajuste

Jornada nacional de protesta de organizaciones sociales en reclamo de alimentos y contra el ajuste

Organizaciones sociales, de izquierda, independientes y peronistas, iniciaron este viernes una nueva jornada de protesta "con 500 cortes" de rutas en todo el país y en los accesos a la ciudad de Buenos Aires, en reclamo de asistencia alimentaria para comedores y merenderos comunitarios, entre otras demandas.

Las protestas comenzaron a las 9.30 con concentraciones en distintos puntos de acceso a la ciudad y en el interior del país, y tendrán epicentro en el edificio de Juncal y Carlos Pellegrini, donde la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, instaló sus oficinas.

Los movimientos sociales bloqueaban parte de la Avenida 9 de Julio para protestar contra el Gobierno del presidente Javier Milei por la falta de asistencia a los comedores populares.

"Pueden pasar los autos. Estamos defendiendo el derecho a la manifestación. Es una movilización alrededor de lo de la señora (ministra de Capital Humano, Sandra) Pettovello para que nos explique por qué le cortó la comida a 45 mil comedores populares", sostuvo el líder del Polo Obrero. Y agregó: "Defendemos el derecho a comer de los trabajadores".

La jornada de protesta fue convocada para reclamar "asistencia para comedores comunitarios" y en rechazo al "congelamiento de los salarios" y de los montos en los planes Potenciar Trabajo, bajo la consigna "La Emergencia Alimentaria no puede esperar más. Basta de ajuste!".

También ya se realizaban concentraciones en la rotonda de Lavallol en Esteban Echeverría; en 197 y la Autopista Panamericana en Tigre, en las puertas del shopping Plaza Oeste, en La Plata y en la intersección de la Ruta 4 y la Ruta 8, todas en la provincia de Buenos Aires.

Los distintos puntos de concentración contaban con una importante presencia de efectivos de la Gendarmería Nacional, con camionetas y motos.

De la protesta participan la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), la Unidad Piquetera (UP), el Frente de Lucha Piquetero, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el Bloque Piquetero Nacional y el Bloque de Organizaciones en lucha, entre otras.

También forman parte de la convocatoria la Organización Libres del Sur, la Corriente Clasista y Combativa (CCC); el Frente Nacional Territorial (FeNat CTA-A); la Coordinadora por el Cambio Social; el Frente Barrial CTA-T, el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), el Frente Milagro Sala, la Organización Barrial Tupac Amaru y la Federación de Trabajadores de la Economía Social (Fetraes).

Otras organizaciones convocantes son el Movimiento Argentina Rebelde; el Frente Popular Darío Santillán (FPDS); el Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social (Mulcs), el Movimiento 8 de Abril; el FAR y Copa Marabunta; la Federación de Organizaciones de Base (FOB); el Frente Popular Darío Santillán Corriente Plurinacional; el MTD y el MTR por la Democracia Directa.

También se sumarán la militancia del Frente de Lucha Piquetero (FLP), el Polo Obrero (PO); MTR Votamos Luchar; el CUBA-MTR/MIDO; la Agrupación Armando Conciencia; MTL Rebelde; el Frente de la Resistencia; Rebelión Popular; Pueblo Libres; la organización William Cooke; Soy Acción Revolucionaria; Movimiento de Lucha y Mujeres en Lucha.

Para Eduardo Belliboni, referente Bonaerense del Polo Obrero (PO), se trata de "una unidad sin precedentes, del conjunto de los movimientos" y -según explicó- "se trata del inicio de un plan de lucha extendido y unificado" contra el gobierno de Javier Milei.

"A más de dos meses del gobierno de Javier Milei, han demostrado que quieren hambrear al pueblo y llevarse todo lo que puedan de la Argentina. Vivimos la inflación más grande desde los últimos 30 años, con una situación de hambre gravísima en los barrios más pobres, con una fuerte caída del trabajo y del consumo popular", dijo a Télam Juan Carlos Alderete, coordinador nacional de la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

Por su parte, Marianela Navarro, delegada nacional del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) advirtió que en los barrios populares se vive "una situación completamente crítica", consideró que la posición del Gobierno "es intransigente, abandona a los pobres y excluye a los trabajadores" y dijo que los movimientos sociales "sostienen desde hace dos décadas unos 44 mil comedores" en todo el país.

El Ministerio de Capital Humano explicó en las últimas horas que la compra de alimentos que administraban las organizaciones sociales "representa solo el 4,2% de la inversión del Estado en materia alimentaria" y se decidió que ese porcentaje sea destinado directamente a los comedores para "terminar con la extorsión", en el marco de la jornada nacional de protesta que se realiza este viernes en distintos puntos del país, con la realización de al menos 500 cortes.

"Para terminar con esta herramienta de extorsión y el negocio multimillonario para el cartel de empresas proveedoras de alimentos del estado decidimos que este 4,2% de asistencia que controlaban las organizaciones sociales sea destinado directamente a los comedores que, a su vez, deberán rendir cuenta de la comida que compran", explicó la cartera de Capital Humano, que encabeza Sandra Pettovello.

Desde el ministerio advirtieron que "la discrecionalidad en la elección de los beneficiarios era total, la calidad de los alimentos más baja en términos nutricionales y los costos de los alimentos mucho más altos que en cualquier supermercado por la burocracia que implica la compra y la distribución".

"El control de lo que sucedía con la mercadería una vez que abandonaba los depósitos del Estado era nulo", explicaron en la información distribuida desde la cartera.

Según precisaron, "respecto a la compra directa de alimentos secos, que solo representa un 4,2 % de lo que el Estado invierte en política alimentaria, el 50% se encuentra en proceso licitatorio, mientras que para el otro 50% se están reasignando los fondos a los otros programas alimentarios que tienen mayor alcance".

Indicaron que esta modalidad, "cuyos beneficiarios reciben los alimentos a partir de la intermediación de una organización social, cuenta con algunas desventajas, como la posibilidad de que la comida se pudra, se demoren los tiempos de entrega o haya falta de control en las entregas".

"Sabemos que el proceso de normalización de la economía que iniciamos cuando asumimos afecta sobre todo a los que menos tienen. Es por eso que en el área más sensible también estamos haciendo cambios de raíz", recalcaron.

Desde Capital Humano destacaron asimismo que la tarjeta Alimentar es "la política más eficiente a la hora de asegurarnos que no haya un argentino que pase hambre: llega de forma directa al bolsillo de 3.8 millones de personas sin ningún intermediario", y permite que "las familias coman juntas en sus casas y que puedan consumir alimentos frescos como carne, pollo y queso que tienen mejor calidad nutricional".

En esa línea, recordaron que se duplicó la cantidad de dinero que reciben los beneficiarios de la tarjeta Alimentar, para "asegurar su acceso a la canasta básica de alimentos".

"Nos comprometimos a eliminar la intermediación y lo estamos haciendo. Ya no van a ser las organizaciones piqueteras las que tengan a su cargo la distribución de los alimentos y de los planes sociales que paga el estado nacional con el dinero que aportan los argentinos que trabajan", dijeron desde el ministerio, en el marco del reclamo que vienen haciendo las organizaciones sociales.

Con información de agencias.

IG

Desde Capital Humano dicen que la asistencia irá directamente a comedores "para terminar con la extorsión"

Desde Capital Humano dicen que la asistencia irá directamente a comedores

El Ministerio de Capital Humano explicó en las últimas horas que la compra de alimentos que administraban las organizaciones sociales "representa solo el 4,2% de la inversión del Estado en materia alimentaria" y se decidió que ese porcentaje sea destinado directamente a los comedores para "terminar con la extorsión", en el marco de la jornada nacional de protesta que se realiza este viernes en distintos puntos del país, con la realización de al menos 500 cortes.

"Para terminar con esta herramienta de extorsión y el negocio multimillonario para el cartel de empresas proveedoras de alimentos del estado decidimos que este 4,2% de asistencia que controlaban las organizaciones sociales sea destinado directamente a los comedores que, a su vez, deberán rendir cuenta de la comida que compran", explicó la cartera de Capital Humano, que encabeza Sandra Pettovello.

Desde el ministerio advirtieron que "la discrecionalidad en la elección de los beneficiarios era total, la calidad de los alimentos más baja en términos nutricionales y los costos de los alimentos mucho más altos que en cualquier supermercado por la burocracia que implica la compra y la distribución".

"El control de lo que sucedía con la mercadería una vez que abandonaba los depósitos del Estado era nulo", explicaron en la información distribuida desde la cartera.

Según precisaron, "respecto a la compra directa de alimentos secos, que solo representa un 4,2 % de lo que el Estado invierte en política alimentaria, el 50% se encuentra en proceso licitatorio, mientras que para el otro 50% se están reasignando los fondos a los otros programas alimentarios que tienen mayor alcance".

Indicaron que esta modalidad, "cuyos beneficiarios reciben los alimentos a partir de la intermediación de una organización social, cuenta con algunas desventajas, como la posibilidad de que la comida se pudra, se demoren los tiempos de entrega o haya falta de control en las entregas".

"Sabemos que el proceso de normalización de la economía que iniciamos cuando asumimos afecta sobre todo a los que menos tienen. Es por eso que en el área más sensible también estamos haciendo cambios de raíz", recalcaron.

Desde Capital Humano destacaron asimismo que la tarjeta Alimentar es "la política más eficiente a la hora de asegurarnos que no haya un argentino que pase hambre: llega de forma directa al bolsillo de 3.8 millones de personas sin ningún intermediario", y permite que "las familias coman juntas en sus casas y que puedan consumir alimentos frescos como carne, pollo y queso que tienen mejor calidad nutricional".

En esa línea, recordaron que se duplicó la cantidad de dinero que reciben los beneficiarios de la tarjeta Alimentar, para "asegurar su acceso a la canasta básica de alimentos".

"Nos comprometimos a eliminar la intermediación y lo estamos haciendo. Ya no van a ser las organizaciones piqueteras las que tengan a su cargo la distribución de los alimentos y de los planes sociales que paga el estado nacional con el dinero que aportan los argentinos que trabajan", dijeron desde el ministerio, en el marco del reclamo que vienen haciendo las organizaciones sociales.

Con información de agencias.

IG

Patricia Bullrich se reunió con Bukele, que le ratificó la intención de colaborar con el Gobierno de Milei

Patricia Bullrich se reunió con Bukele, que le ratificó la intención de colaborar con el Gobierno de Milei

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ratificó su intención de colaborar con el Gobierno de Javier Milei en la lucha contra el delito y se reunió con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

El encuentro se dio en el marco del foro de la Comisión de Seguridad Hemisférica de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se realizó en la ciudad estadounidense de Washington.

"De una masacre diaria y un país controlado por las maras (bandas criminales) a una sociedad donde se cuida la vida. Una experiencia donde se cuida a la gente y el delincuente no es bienvenido. ¡Hacia allí vamos!", escribió en redes sociales la funcionaria nacional.

En su publicación, la referente del PRO incluyó un video del encuentro con Bukele y de algunas de las palabras que le expresó: "Queremos seguir el modelo que ustedes están llevando adelante. Haber bajado la criminalidad como la bajaron y todavía soportar las críticas cuando han salvado millones de vidas. Es increíble".

"Queremos realmente trabajar y ver lo que han hecho. Nosotros ponemos mucho esfuerzo y necesitamos llegar al mismo lugar", manifestó Bullrich. Ante ello, el salvadoreño respondió: "Estamos a la orden para lo que quieran". "Estamos haciendo un cambio importante en la Argentina", remarcó la ministra de Seguridad, quien recibió un guiño de Bukele: "Lo estamos viendo, desde afuera, pero lo estamos viendo".

De esta manera, el Gobierno ratificó su sintonía con el presidente de El Salvador, quien insistió en su voluntad de colaborar con la Argentina en lo que se refiere a lucha contra la inseguridad.

A comienzos de febrero, el mismo día en que obtuvo su contundente reelección, Bukele había manifestado que existían contactos con el equipo de Milei para cooperar en el combate contra el delito.

De todos modos, el mandatario salvadoreño había aclarado que las medidas que debería aplicar el Gobierno argentino tendrían que ser diferentes, porque "el problema de la inseguridad de la Argentina no es tan apremiante" como el del país centroamericano.

"Ante problemas más pequeños, tal vez el medicamento puede ser más pequeño", había respondido Bukele ante un nutrido auditorio de periodistas en un hotel de la capital de El Salvador.

Con información de agencias.

IG

Empleadas de casas particulares, en medio de la crisis: “Parezco un cerdo comiendo garbanzo de mil formas”

Empleadas de casas particulares, en medio de la crisis: “Parezco un cerdo comiendo garbanzo de mil formas”

“Parezco un cerdo comiendo garbanzo de mil formas”. La que habla es María del Carmen Díaz, tiene 55 años y es empleada de casas particulares. En los últimos meses pasó de trabajar toda la semana a hacerlo solo media jornada los lunes, miércoles y viernes. Cobra $2.000 la hora y gana 24.000 a la semana, menos de 100.000 al mes. Con eso mantiene a los cuatro hijos que viven con ella en su casa del barrio Padre Carlos Mugica (ex Villa 31). “Escuchaba a un periodista que decía: ‘Van a pedir comida y están todos gordos’. ¿Cómo no vamos a estar todos gordos si vivimos comiendo garbanzo, polenta, masa, fideos caseros? Eso no es saludable. La gente no tiene noción de lo que es comer garbanzo, estamos como cerdos, inventando maneras de comer siempre lo mismo”, agrega María del Carmen. 

Vive al día, lo que gana el lunes tiene que alcanzar también para el martes hasta que el miércoles vuelve a trabajar. “Me estoy ajustando en un montón de cosas, a mis hijos no les puedo dar verduras o yogur. Fruta ni hablar, este año fruta no se comió. Por ahí, de casualidad, una ve alguna oferta, una naranjita, una manzanita y lo compra. Es algo que me tiene muy devastada y me da vergüenza ajena contarte esto. ¿Cómo carajo puede sobrevivir la gente así?. Estamos alimentando mal a nuestro cuerpo”, agrega. Ella es diabética, pero su dieta es en base a harinas. Por ahora consigue la medicación en la salita del barrio. También es asmática y cuando en el hospital no tienen el broncodilatador en aerosol que usa, lo compra. La última vez lo consiguió a 24.000 pesos, lo mismo que gana en una semana de trabajo. 

María del Carmen Díaz es también la secretaria General del Sindicato de Trabajadoras de Casas Particulares (SiTraCP) y cuenta que hay muchos casos de trabajadoras no registradas que perdieron horas ante la crisis económica. “Mucho no podes aumentar porque les pedís que te paguen $3.000 la hora porque subió el boleto y te dicen que no te pueden pagar. Ahi vamos perdiendo trabajo, la gente te llega a pagar hasta $2.000. Ya 2.500 no te paga casi nadie. Te dicen: “No vengas’ o buscan a otra chica. Hoy por hoy la necesidad es básica y las chicas van a trabajar por lo que sea”. Ella trabajaba para una pareja de jubilados que le redujo la carga de cinco días a uno.

Actualmente, una trabajadora registrada cobra $1.416,50 la hora, es decir, $173.758 mensuales a los que se suman antigüedad, aportes jubilatorios y obra social. Este miércoles, después de dos meses de retraso, el Gobierno nacional realizó un acuerdo con la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares y se estableció un aumento del 35%, 20% para febrero y 25% para marzo. De esta manera, el incremento anual quedó en 154% contra el porcentaje de inflación que fue del 211,4%. Además, el gobierno de Javier Milei no renovó el programa Registradas que fomentaba la formalización a través del aporte del Estado del 50% del salario de las trabajadoras.

“No recuerdo un momento tan duro como éste”, dice Lorena Baez, que tiene 43 años y limpia casas desde los 15. Vive en el barrio San Ginés, en San Fernando, y trabaja en seis casas. En algunas está registrada, en otras no. Hace poco agregó la última “por hora” porque no le alcanzaba la plata. Cobra alrededor de $1.800 la hora (excepto en las que está “en blanco” donde cobra $1.500) y trabaja entre 10 y 12 horas diarias de lunes a viernes. “Es nada, nada”, repite. Junta alrededor de $200.000 al mes de los cuales destina un 60% a pagar el alquiler. Vive con su hija de 24 años, que ayuda económicamente, y su hijo de 18. “Es una situación bastante triste porque yo no sé qué es comprarse una ropa nueva o algo, es todo para la casa o la comida, no podes hacer otra cosa. Van pasando los meses y uno va recortado más, ya compro menos carne. Por más buena voluntad que uno le ponga, es una situación complicada y da mucha tristeza”, dice. Igual que María del Carmen, Lorena dejó de comprar yogur, también queso y fideos de primera marca. “Mi sueldo no me alcanza, no paga nada, tendría que trabajar sábados y domingos. Agregar una casa más porque no llegó con la plata”, cuenta. 

Además de trabajar en su ciudad, viaja a Benavidez, Vicente López y Tigre. Paga el boleto entre $270 y $420 , pero no todos los empleadores le cubren el viático. “Con algunos estoy negociando, mayormente tomo dos colectivos para ir o dos para volver. Cuando me tengan que pagar más viáticos va a ser difícil porque ellos son gente de trabajo también”, cuenta Lorena. El aumento del transporte público es otro de los problemas de las trabajadoras de casas particulares que, en muchos casos, no consiguen trasladarlo al pago. 

Una situación compleja es la que viven en la Patagonia donde el boleto de colectivo puede superar los $1.000 en tramos interurbanos. Ahí, los sueldos tienen un 35% más por considerarse zona desfavorable. “Acá, según la distancia, te sale $1.000 o $1.500 pesos y no te quieren pagar el transporte. Ocupas un día, te tomas el colectivo ida y vuelta que son $3.000 y me das $2.000 la hora. En dos horas saco $4.000, menos $3.000 del pasaje me quedan $1.000. ¿Qué le llevo a mi hijo para comer?. Dejé el cansancio, mis riñones…porque te van haciendo señas con el dedo para que te apures”, dice Sonia Kopprio, secretaria general del Sindicato de Personal Doméstico de Río Negro y Neuquén, que tiene también es trabajadora. Tiene 64 años y limpia tres casas lunes, miércoles, viernes y sábados. Cobra $6.000 pesos la hora e intenta que el resto también haga lo mismo. 

“Siempre se quejan de que no pueden pagar, le pedís $6.000 y te piden la resolución, pero ¿Por qué no le piden la resolución al mozo que las atiende cuando van a comer con las amigas?. Quieren que en dos horas le hagas maravillas con la limpieza y te quieren dar $2.000 pesos la hora. No, nosotros hacemos cobrar la hora 6.000, si te gusta bien y sino ‘Limpie usted, señora, porque yo con $2.000 pesos no compro nada’.La sociedad tiene una idea de que nosotras como empleadas domésticas no tenemos derecho a nada”, se queja Sonia, que en su casa tiene un ambiente destinado al sindicato. 

Los fines de semana hacen mateadas en las plazas a las que cada día concurren más mujeres.

“Hoy nadie quiere limpiar la casa, las compañeras cuando van una o dos veces a la semana se encuentran con lo más desagradable. Encuentran pilas de platos, porque sacan hasta el último plato antes de lavarlo, y quieren que en dos horas hagan maravilla y no te quieren pagar. Le decimos haganse valer, salgan a vender tortas fritas y ganan más. Están $3.000 pesos la docena, las vendes $2.500 y te la sacan de la mano”, agrega. 

En Argentina existe la Ley 26.844 del “Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el personal de Casas Particulares” que se sancionó en el 2013 y que regula esta actividad. Sin embargo, es uno de los sectores de la economía más feminizados y, a la vez, más desprotegidos. Lo integran más de 1,7 millones de personas, sin embargo el 75% está en la informalidad. El 95% del total está representado por mujeres, que representan el 17% de las asalariadas del país.

La crisis económica potenció la precarización de las trabajadoras de este rubro. “No puedo decir que hay desocupación, hay viveza de la parte empleadora. Son vivillos porque quieren que les hagan las cosas gratis. Han dejado empleadas sin trabajar pero son empleadores de alto nivel económico de barrios privados. Es explotación laboral porque hay casos donde las han dejado cuidando cuatro chicos de cortas edades, desde 4 meses a 4 años. Además, tienen que planchar, cocinar, hacer la papilla a los chicos, hacerle el almuerzo y dejar la cena. Nueve horas todos los días por un sueldo de 90.000. Después hablamos del 8M, son las empleadoras las que más las explotan y las maltratan psicológicamente. Las despiden, no las indemnizan y después toman gente y le dicen: ‘Yo te pago esto, si te gusta bien y sino verás’. A veces, por la necesidad la compañera la toma”, agrega Sonia Kopprio. 

Según un informe de la Unión de Trabajadores Domésticos y Afines (UTDA) del año 2020, el 48% de las trabajadoras de casas particulares percibe un salario inferior a la jubilación mínima y no gana lo suficiente para cubrir la canasta básica alimentaria. 

Las adaptaciones a los aumentos de precios y de transporte varían: situaciones en las que los y las empleadoras reducen la cantidad de horas porque no pueden sostener el pago al tener también devaluado su sueldo, otras en las que se concentran todas las horas en un día para pagar un solo viático y otras en las que el vínculo se mantiene intacto porque les representa un pieza determinante en la dinámica de la familia. “Fabiana cumple un rol clave en la organización familiar y laboral porque gracias a su participación podemos tener espacios de esparcimiento. En mi caso, tengo espacios laborales más amplios porque ella se queda con mi hijo”, cuenta Gisela Torchelli, abogada de 40 años. Fabiana cuida a Martín, su hijo de 4 años, y cuando tiene tiempo hace las tareas de limpieza general de la casa. 

“La prioridad es el cuidado de Martín y la limpieza es a medida de que él le de espacio. En nuestro caso, por suerte no tuvimos que reducir horario de trabajo. Por la inflación que maneja el país, cada dos o tres meses se le realiza un aumento del 30% y le pagamos 100 horas mensuales, llegue o no a completar la totalidad. Mientras tanto, yo aprovecho a trabajar en algún bar, coworking o casa de algún conocido. O bien aprovecho para hacer compras o salir con alguna amiga”, agrega Gisela.

Si bien las situaciones son disímiles, hay un punto en común: la complejidad para llegar a fin de mes. “Nosotros sobrevivimos, no es que comemos para vivir”, resume en una frase María del Carmen Díaz. 

CDB/MG

El Gobierno oficializó para marzo un bono de $70.000 para los jubilados que cobran la mínima

El Gobierno oficializó para marzo un bono de $70.000 para los jubilados que cobran la mínima

El Gobierno nacional oficializó una "ayuda previsional económica" de $70.000 para los jubilados que cobran la mínima, beneficio que se cobrará el mes próximo, y que será abonado también parcialmente a personas que estén por encima de la mínima hasta llevar su ingreso total a $204.445,30.

Así lo establece el Decreto 177/2024 publicado este viernes en el Boletín Oficial, que lleva la firma del presidente Javier Milei; del jefe de Gabinete, Nicolás Posse; y de la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello.

"Otórgase una ayuda económica previsional por un monto máximo de $70.000, que se abonará en el mes de marzo de 2024", sostiene el primer artículo.

Además, la norma precisa que quienes cobran la mínima, es decir, $134.445,30 "recibirán el total del bono", mientras que, para quienes cobren un monto mayor, la ayuda económica será "igual a la suma necesaria hasta alcanzar el tope de $204.445,30.

"Dispónese que, en el caso de beneficios de pensión, cualquiera sea la cantidad de copartícipes, estos deberán ser considerados como un único titular a los fines del derecho a la ayuda económica previsional que se otorga por el presente decreto", especifica el decreto.

En los considerandos, el decreto puntualiza "la grave situación socioeconómica que atraviesa el país que ha ocasionado, entre otras cuestiones, un alza acelerada del índice de precios, con especial incidencia en los adultos mayores de menores ingresos, para quienes es necesario acudir a su sostenimiento".

Con información de agencias.

IG