San Fdo Del Valle De Catamarca

Código Postal 4700

Noticias de Catamarca

La madre de Lucio Dupuy y su pareja, culpables de homicidio agravado

La madre de Lucio Dupuy y su pareja, culpables de homicidio agravado

El Tribunal de Audiencias de La Pampa declaró culpables a Magdalena Espósito Valenti, mamá de Lucio Dupuy, y a su pareja, Abigail Páez, del crimen del niño de cinco años, asesinado el 26 de noviembre de 2021 en su casa de Santa Rosa, de los delitos de homicidio agravado.

Páez fue condenada además por abuso sexual agravado. Sin embargo Espósito Valenti, que también había sido acusada de abuso sexual, fue absuelta de este delito, lo que generó sorpresa en la querella.

La progenitora de Lucio fue condenada por homicidio con tres agravantes: alevosía, ensañamiento y vinculo. En cambio, su novia, por los de alevosia y ensañamiento. Los magistrados entendieron que no había vinculo en su casa, en términos jurídicos.

El veredicto fue leído algunos minutos después de las 12, sin la presencia de las acusadas, que decidieron seguir la lectura del fallo desde el Complejo Penitenciario N°1 de la provincia de San Luis donde están alojadas y sin la presencia de sus abogados.

En la puerta de tribunales se produjo una gran manifestación que celebró el fallo luego de ser pronunciado dentro de la sala. En el lugar estaba Cristian Dupuy, el papá de Lucio, sus tíos y también sus abuelos paternos, Ramón y Silvia.

El abogado de la familia, José Mario Aguerrido, habló a la salida del tribunal y se mostró disconforme con que la madre no haya sido condenada pro el abuso: “Estamos relativamente conformes, queremos ver los fundamentos. Nos sorprendió la absolución de la madre con respecto al delito de abuso sexual. Quiero leerlo bien y analizaremos si lo apelamos”.

Además, agregó mirando al cielo y entre lagrimas: “Lo solté. Lucio ya puede descansar en paz, lo más importante era la responsabilidad por homicidio agravado, lo que indica que recibirán prisión perpetua”. Luego, añadió: “Estoy muy emocionado, conviví dos años con el horror”.

"Vamos a analizar a ver si vamos a ofrecer alguna prueba porque no vamos a pedir nada más que la perpetua. No corresponde que hable ahora de la sentencia porque no la conocemos, me llamó la atención de la absolución, si bien aplicó el beneficio de la duda y veremos de que se trata", agregó.

El fiscal Marcos Sacco dijo: "No sabemos cuáles son los argumentos que tuvo el Tribunal (para absolver a la madre de abuso sexual), sí sabemos las pruebas que acompañamos. Definiremos pasos a seguir, seguramente apelaremos. Es un caso que alarma a toda la sociedad".

El proceso, que se inició en noviembre del año pasado, tuvo 18 audiencias y participaron más de 100 testigos. Como se trata de un juicio de cesura, la pena se conocerá en un plazo menor a 15 días. El artículo 343 del Código Procesal Penal de La Pampa permite que el proceso se divida en dos cuando la pena máxima supere los seis años de prisión. La defensa usó este recurso por lo que la pena se conocerá en una nueva audiencia, en un plazo no mayor a los 15 días a partir de conocerse el fallo.

 La pena se conocerá en otra audiencia, el 13 de febrero a las 8, aunque los agravantes indican que recibirán prisión perpetua.

CDB / NB

Con ánimos crispados en la calle, la calma la llevó la familia de Lucio

Con ánimos crispados en la calle, la calma la llevó la familia de Lucio

Cinco minutos tardó la jueza Alejandra Ongaro, presidenta del Tribunal de Audiencias de Santa Rosa, en dar a conocer el veredicto. Puntual, a las doce del mediodía entró a la Sala 8 de la Ciudad Judicial con sus colegas Aníbal Olié y Daniel Sáez Zamora. Enfrente, los familiares paternos de Lucio Dupuy. Casi todos con una remera blanca con la inscripción “Fundación Lucio” debajo de una foto del nene de cinco años que fue abusado sexualmente y asesinado a golpes el 26 de noviembre de 2021. Con la lectura de seis puntos, puso fin a la espera: la madre del niño, Magdalena Espósito Valenti, fue la autora material del "homicidio triplemente calificado por el ensañamiento, la alevosía y por el vínculo". Igual que su pareja, Abigail Páez, que también fue condenada por “abuso sexual gravemente ultrajante". Un delito en el que la progenitora quedó absuelta. 

Sin palabras en el medio, Cristian Dupuy se abrazó a Ramón Dupuy, el padre y el abuelo lloraron. En silencio, comenzó una cadena de abrazos entre todas las personas que estaban en la sala. Muy pocas contuvieron las lágrimas. Las fiscales Verónica Herrero y Mónica Rivera que permanecieron imperturbables durante la lectura, también se emocionaron. Igual que el abogado querellante, José Mario Aguerrido. “Conviví dos años con el horror, es difícil no conmoverse”, dijo el hombre a los periodistas que estaban en la sala. La monja Martha Pelloni  y las madres Vivian Perroni y Jimena Arduiz también estuvieron ahí. 

Lo que adentro fue una victoria, afuera se vivió con enojo. “Jueces corruptos”, arengaba un hombre con micrófono y un parlante cargado como mochila. Los delitos impuestos a Espósito Valenti y Páez tienen una pena de cadena perpetua, sin embargo en las afueras de los tribunales no pareció suficiente. La gente quería más: se quejó porque la madre del nene fue absuelta en el delito de abuso sexual y porque se desestimó el agravante “odio de género”. “Qué las separen”, “Que vayan a la cárcel de hombres”, gritaban en alusión a la pareja de mujeres. El hombre de micrófono y parlantes como mochila seguía arengando. En un costado, un grupo se sacaban fotos y aplaudían al abogado Aguerrido. Otro grupo, mucho más grande, seguía al abuelo del nene que caminaba como en una procesión, rodeado de periodistas, camarógrafos y personas que vinieron desde el interior de La Pampa y de provincias como Buenos Aires, Córdoba o Río Negro.

Afuera de los tribunales la calma la aportó la familia Dupuy. Ramón se abrazó con cada uno de las personas que se le acercaron y, aunque lamentó la absolución por el abuso para la madre, se mostró satisfecho. “Esto lo lograron ustedes, el apoyo de la gente fue increíble. Ahora la pelea por la niñez arranca”, dijo el hombre que minutos después tuvo que correr para contener a un grupo de manifestantes que comenzaron a perseguir a un auto en el que viajaba un funcionario judicial del área de Minoridad. El vehículo hizo dos cuadras marcha atrás para evitar que la gente, que cada vez era más, lo alcanzara. El hombre del micrófono y la mochila de parlante corría y cantaba, mientras un compañero de él lo seguía en patines. En medio de las corridas, el abuelo de Lucio les gritó que se detengan. “No es así, lo importante es el juicio”,lo retó al hombre que inició la agresión. 

Mientras Ramón hablaba con los medios, Silvia, su mujer y abuela de Lucio, lloraba mientras sostenía a un nene en brazos. Lo abrazaba y lloraba. El nene respondía afectuosamente. “¿Es uno de tus nietos?”, le preguntó esta cronista. “No, no sé quién es. Vino acá. Es Lucio que me está abrazando”, respondió. La gente a su alrededor también lloró y la abrazó. 

CDB

Marcha por justicia para Lucio Dupuy frente al Centro Judicial Santa Rosa a la espera del veredicto

Marcha por justicia para Lucio Dupuy frente al Centro Judicial Santa Rosa a la espera del veredicto

Vecinos de la ciudad de Santa Rosa se concentraban esta mañana frente al Centro Judicial de la capital pampeana en reclamo de Justicia, a la espera del veredicto del juicio que se le sigue a la madre de Lucio Dupuy y a su pareja, que este mediodía dará a conocer un tribunal de Audiencias.

Banderas y carteles con las consignas "La Pampa dice no al abuso infantil, detenerlo es tarea de todos", "Ni un niño menos, ni un abuso más", "Justicia, con los chicos NO" y una bandera argentina ya permanecen colgadas sobre las vallas que fueron colocadas por las autoridades de Seguridad de la provincia para impedir el paso de manifestantes que se estima se acercarán al lugar.

El padre del niño asesinado, Christian Dupuy, convocó en la semana a todos los vecinos para que lo acompañen en el reclamo de Justicia.

La convocatoria fue a partir de las 9, pero minutos antes los vecinos comenzaron a acercarse al lugar y a colgar banderas sobre el vallado del acceso principal al edificio.

Las acusadas Magdalena Espósito Valenti y su pareja, Abigail Páez, pidieron no estar presentes en la sala de audiencias al momento de la lectura, por lo que esperarán el veredicto en el Centro de Detención de la provincia de San Luis.

Entre las manifestantes se hallaba esta mañana Araceli Adrada, que pertenece al Foro Infancias Robadas de La Pampa: "estamos acompañando a la familia de Lucio y veremos si se hace justicia. Pertenecemos a una ONG que se dedica a cuidar los derechos de los niños. Queremos una justicia ejemplar para que no existan más Lucios, que se usen las leyes como deben usarse y que cada uno cumpla su rol".

"Mi nombre es Susana, soy de 25 de Mayo de acá de La Pampa, queremos que se haga justicia. Nosotros vinimos por un caso de abuso en el año 2015 en un jardín de infantes y pedimos que no pase como nos pasó a nosotros porque se dio una sentencia de 12 años, pero como hay tantos beneficios los delincuentes quedaron en libertad. Le pedimos perdón a Lucio por la justicia que tenemos".

Hay gente de diferentes partes de la provincia que llegaron para acompañar a la familia de Lucio. También está presente Martha Pelloni, referente de los derechos de los niños y adolescentes. "Lucio merece una justicia ejemplar, que sea perpetua. Estas mujeres fueron capaces de romper con todos sus derechos. Esto hay que prevenirlo. Lamentablemente la sociedad argentina maltrata a los niños", dijo la hermana a elDiarioAR.

En esta causa hay una suerte de unificación de madres y padres del dolor que perdieron a sus hijos: "Siempre valoramos la vida, pero cuando te toca perder un hijo te da más fuerza para hacer algo y que no vuelva a pasar", dijo un papá.

Se armó la "Fundación Lucio" para víctimas de abuso infantil que armaron con el fin de ayudar a todos los casos que le llegaron a Ramón Dupuy, abuelo de Lucio.

"El caso de Lucio tiene que ser un antes y un después. Justicia es perpetua", dijo el Ramón antes de entrar al Tribunal. Una multitud lo recibió a este hombre que fue el que siempre puso la cara para llegar a este día. Abrazos y lágrimas, la gente le hizo un cordón para que pueda acceder a la sala. "Tienen el derecho a no estar (por la ausencia de las imputadas) y lo vamos a respetar", agregó. Y aseguró que esto "es muy doloroso para toda la familia".

CDB / NB

Los abuelos de Lucio Dupuy tras conocer el fallo: "Ahora arranca la pelea por la niñez"

Los abuelos de Lucio Dupuy tras conocer el fallo:

La madre de Lucio Dupuy y su pareja fueron declaradas culpables este mediodía en la ciudad pampeana de Santa Rosa por un tribunal que consideró que asesinaron a golpes al niño de 5 años en noviembre del 2021, por lo que recibirán una pena de prisión perpetua. Dicha senetencia se sabrá el 13 de febrero.

Ramón Dupuy, el abuelo de Lucio, consideró que fue "una mala decisión" que el tribunal del juicio haya absuelto a la madre del niño por el abuso sexual por el que había sido acusada por los fiscales y por la querella, aunque manifestó su satisfacción porque ambas "recibirán perpetua".

"Es una mala decisión para mí. Los juguetes sexuales tenían el ADN de las dos, es decir que las pruebas estaban (para que ambas sean condenadas por el abuso)", dijo Ramón a la salida del Centro Judicial de Santa Rosa, donde minutos antes había escuchado el veredicto condenatorio.

De todas formas, se expresó conforme con que tanto la madre del niño, Magdalena Espósito Valenti, como su pareja, Abigail Páez, fueran consideradas autoras de un delito por el que recibirán la pena de prisión perpetua.

"Esto lo lograron ustedes, el apoyo de la gente fue increíble. Ahora la pelea por la niñez arranca", afirmó el hombre, mientras recibía decenas de saludos y abrazos de la gente que se acercó hasta los tribunales para reclamar justicia entre lágrimas.

"Toda esta gente se puso la causa en la espalda, apoyaron para que esto se haga realidad, y hoy se marca la historia", agregó y consideró: "Es un impacto que no se puede describir, recibir la noticia que van a perpetua las dos y que sean separadas. Es lo que veníamos a buscar, no importa el agravante que se descartó. De todos modos esta semana el abogado lo analizará para ver que pasó".

Por su parte, Silvia, abuela de Lucio se mostró conforme tras escuchar el fallo: "es lo que pretendíamos, por lo que luchaba nuestro abogado, estamos conformes".

Sobre la ausencia de las imputadas en el Tribunal de forma presencial comentó: "es una muestra más de falta de respeto. Durante gran parte del proceso eligieron estar y hoy no, otra muestra de lo que son. Sentí alivio cuando escuché el fallo, hay que esperar un estirón más hasta el 13. Estamos sufriendo hace mucho. Es una impotencia que estuvieron juntas todo este tiempo".

Los abuelos de Lucio anoche no durmieron: "venimos luchando y pidiendo justicia y también por la ley que lleva su nombre, consideramos que hay muchos chicos que son violentados y no tienen por qué pasar por lo que están pasando. Quisimos transformar nuestro dolor en lucha por los chicos. Lo primero es cuidar la integridad de los niños, el sistema ha fallado con muchos aspectos con Lucio, que no vuelva a suceder".

CDB / NB

Caso Lucio Dupuy: las pruebas "contundentes" de la fiscalía contra las acusadas

Caso Lucio Dupuy: las pruebas

“El maltrato hacia Lucio fue creciendo a lo largo del tiempo”, afirmó la fiscal Mónica Rivera, una de las integrantes del equipo del Ministerio Público Fiscal de La Pampa que investigó el crimen del nene de 5 años que murió tras una golpiza y por el que están acusadas su mamá y la novia. “Se hizo una apertura de los dos teléfonos celulares y se pudo reconstruir no solo lo que pasó el día del hecho sino casi un año antes, ver cómo era el trato hacia Lucio y cómo iba evolucionando y cómo con el tiempo iba aumentando la agresividad y cuáles eran los castigos”, agregó la funcionaria en diálogo con elDiarioAr en el día previo a la sentencia. 

Rivera explicó que las conversaciones y las fotos que Magdalena Espósito Valenti y su novia, Abigail Páez, se enviaban por WhatsApp permitieron corroborar el maltrato infantil que padeció Lucio Dupuy. Un maltrato que aumentó con el correr de los meses. “Pudimos tener en vivo y en directo por la boca de las imputadas como era el trato, fue una prueba fundamental. El maltrato fue creciendo a lo largo del tiempo, eso se pudo determinar de manera fehaciente por la prueba contundente. Nos actualizó el momento: es escuchar, es sentir, es la emoción de leer el mensaje, es retrotraerse en el tiempo al hoy”, agregó Rivera. 

Otra de las pruebas que la fiscalía considera clave es la autopsia del cuerpo del nene. “Los rastros quedaron en el cuerpo, la autopsia fue sumamente importante porque todos estos registros que vimos en los celulares quedaron y hablaron por sí mismos en la autopsia”, le explicó la fiscal Verónica Ferrero a este diario. Además, también resaltó la importancia de las pericias psicológicas: “Pudimos conocer cuál es la personalidad de ambas imputadas: tienen una personalidad perversa que las motivó a cometer el hecho”. 

Además de los testimonios de los vecinos y vecinas, también declaró una maestra del nene que detalló una situación que vivió en el jardín de infantes. También fue muy importante el registro fílmico, que permitió constatar que las dos mujeres estuvieron en su casa en las horas previas a la muerte de Lucio. La fiscalía hizo un seguimiento con las dos cámaras de la vecina y con el lugar de trabajo de Espósito Valenti, que dijo que estaba trabajando cuando su hijo murió. “La posibilidad de tener las cámaras de seguridad de una vecina que grabó las entradas y salidas del domicilio el día del hecho fue una prueba contundente para probar que ellas dos fueron las únicas personas que estuvieron presentes ese día en la casa y que fueron las únicas que tuvieron contacto con Lucio. Eso lo conectamos con las cámaras del Casino Club”, agregó Ferrero. 

Con todas estas pruebas, el grupo de fiscales considera que el Tribunal de Audiencias de Santa Rosa tiene elementos suficientes para condenar a las dos mujeres a cadena perpetua por homicidio triplemente agravado y abuso sexual gravemente ultrajante.

CDB